miércoles, 15 de febrero de 2017

Big Culo No More

No puedo ofrecer otra explicación que la de que era joven y alocado. Acababa de llegar a esto de las Redes Sociales™ y sus destellantes luces y relumbrente oropel cegaron mi juicio.

Hice cosas malas.

Creedme, no fué por maldad. Inocente e inexperienciado, me junté con malas compañías que, ahora veo claramente, me llevaron por el mal camino. Me limité a hacer lo que veía como normal porque todos ellos lo hacían.

Y siguen haciendo a día de hoy...


Las palabras no pueden expresar mi infinita vergüenza, mi abisal arrepentimiento al recordar que hasta el año pasado yo era uno de ellos. Uno más de esa avasalladora y descerebrada horda de MARCIANOPATRIARCALES CULONORMATIVOS que campaba por internet celebrando con soeces risotadas sus gracietas. Y este año seguiría formando parte de esa piara de ANALGRESORES si no fuera por un hombre, un titán que hace un ano... perdón, un año... osó alzar su voz en denuncia y abrió mis ojos a la RECTITUD.

No, ex-amigos y ex-contactos, este año no busqueis en este blog vuestra ración de cosificada carne femenina. A partir de hoy este blog se declara por siempre no "femnista", al no ser ello posible por la cruel burla del destino que mutiló uno de mis perfectos cromosomas X convirtiendolo en un degeneradao cromosoma Y, pero sí "aliado".

Y vosotros, los que permaneceis en las redes de la cultura NALGOCENTRISTA, escuchad mi testimonio. Se puede escapar de sus garras. Liberaros del yugo de la CULOCOSIFICACIÓN y gritad bien alto conmigo...

¡¡¡¡NO MORE BIG CULO DAY!!!!

Y tras esta declaración permitidme un momento personal.

Aprovecho este pequeño espacio para anunciar una nueva sección de este blog que, como no podía ser de otra manera, es fiel a sus irrenunciables prinicpios fundadores de originalidad por encima de todo pero que al mismo tiempo los compagina con la nueva orientación reivindicativa que también lo define a partir de hoy.

Amigos...

Lectores...

Bienvenidos al...

SMALL CULO DAY 2017


Que si, que está ahi. Mirad, mirad...


Es que hay que fijarse porque claro, es small y...

sábado, 11 de febrero de 2017

Es Fácil ser un Columnista Facha: la Inseguridad pronto llegará... yo te robaré y no me pillarás...

Compatriotas, en estas humildes páginas digitales ya hemos glosado anteriormente la figura de uno de los incontestables heroes de nuestro tiempo: PERDIGUERO!


En un mundo en el que los criminales campan a sus anchas y no tenemos a mano una Fundación para la Ley y el Orden que proteja a los ciudadanos decentes coche fantástico mediante podemos regocijarnos de tener un PERDIGUERO! que se planta ante los desmanes de los perriflautas, los comunistas y los malos españoles en general.


Sí, queridos amigos lectores. Allí donde un malvado manifestero intente arruinarle la porra a un honesto policía golpeándola con su cabeza o estropear las Martens botas de un anditisturbios ensuciándolas con su sangre y mocos siempre estará PERDIGUERO! protegiendolos. Porque PERDIGUERO! es un lider sindical, sí, pero de un sindicato BUENO (de policía), no de uno MALO (de cualquier otra profesión).

Así que era de esperar que a los rojeras de siempre les escociera su nueva actividad.


Y es que nuevamente PERDIGUERO! da primero y da dos vec pone el dedo en la llaga con una charla que resulta completamente imprescindible en estos tiempos de crimen e inseguridad en que los españoles Como Dios Manda nos vemos amenazados por doquier.


Por esas personas incívicas que se ponen a cantar a grito pelado en plena calle sin importarles que a algunos no nos parezca que Mamma Mia sea la obra cumbre de Abba. ¡Cualquier tema de The Visitors le da cien vueltas!


Por esas parejas que deambulan en moto presumiendo obscenamente del bolso de Louis Vuitton que uno le acaba de regalar al otro.


Por esos restaurantes que sirven calamares a la romana poco hechos causando atragantamientos repentinos que hay que atajar con una improvisada maniobra de Heimlich.


Por esos violinistas olvidadizos que se dejan el instrumento en casa y encima pretenden disimular moviendo el arco y silbando la música.


Por esa gente que parece que tiene el baile de San Vito y te arruinan el Mannequin Challenge porque son incapaces de estarse quietos veinte segundos seguidos.


Por las secuelas de Saw. ¡Ya esta bién, joder! ¡Hay más sagas de cine de terror! ¿Para cuándo un Poltergeist 4? ¿O un Hellraiser 5? ¿Eh?


Por esos desconocidos que te meten mano de repente en un sitio público y *SNIFS* luego resulta que sólo querían pasar un buen rato y *SOB* n-ni te llaman al día siguiente ni nad... B-bueno, eso me ha contado un amigo mío ¿eh? Que yo no...


Por esos cosplayeros de Bola de Dragón que siguen inundando las convenciones de manga y anime. HAY MÁS TEBEOS DE TORIYAMA ¿SABEIS?


Por esas abuelas que no saben que existe un invento llamado "desodorante" y que cuando levantan un brazo para llamar a un taxi causan más bajas que un bombardeo de gas sarín.


Por esos padres modernos que han decidido compaginar su afición al running con su obligación de llevar a su hijo al colegio y que infestan nuestras aceras cada mañana empujando y avasallando.


Y por esos yayos que cruzan por donde les da la real gana y que si casi les atropellas se te echan encima del coche a golpearlo con el bastón cargados de indignación.

Si, queridos amigos, estas y muchas otras son las espadas de Damocles modernas que penden sobre nuestras cabezas. Y aparte de esperar los sin duda sabios consejos de PERDIGUERO! sobre cómo protegernos de ellas no puedo sino aplaudir la iniciativa de la vallisoletana asociación El Alcázar y, como muestra de mi agradecimiento, ofrecerles este consejo completamente gratuito:


Chicos, no compreis los pararrayos en los chinos que luego mirad lo que pasa: cuatro instalados y va y os cae el rayo justo en mitad del edificio.