martes, 8 de junio de 2010

Mujeres Refrigeradas: Byrne que te quiero Byrne

Abordar la Namorita de los Nuevos Guerreros sin mencionar su presencia en el Namor de John Byrne sería una baladí futilidad, pues si bien su presencia en la colección de su primo no pasó de la de secundario recurrente algunos de los hechos reseñados por el autor canadiense fueron de suficiente entidad como para afectar a su trayectoria vital.

Siendo Namor el Sub-Marinero el protagonista absoluto de su colección la mayor parte de los esfuerzos puteadores de vida de Byrne le tenían a él como objetivo. Lo que no impidió que por mera proximidad su prima acabara recibiendo alguno como por ejemplo un clásico "nos vamos a divertir contigo, zorra"...

...o algun *gasp* estoy indefensa (porque tener que huir por patas de un grupo de humanos corrientes y molientes...).

Pero vamos, Namor también lo hizo en numerosas ocasiones. Por ejemplo en... bueno, no tengo la serie delante ahora mismo, pero bueno, fijo que pasó en más de una ocasión.

Y de todas formas el haiglaigt de la presencia de Namorita en la serie de Namor es la sorprendente revelación de que en lugar de ser la hija de Namora...

...era un clon de Namora que fue implantado en su vientre para que diera a luz como si fuera su hija concebida normalmente.

(anda que no se veía venir)

Lo cual dió pie a la clásica depresión de clon "no soy original, no tengo alma, etc etc".

Y vamos, suerte tiene que la madre estaba muerta en aquella época, que si no probablemente le habría entrado esa manía que les da a todos los clones de asesinar a la persona de quien han sido clonados y ocupar la vida que creen que les corresponde.

Y es así, como poderosa superheroina con su correspondiente origan secreto, como Namorita ingresa en los Nuevos Tita... Guerreros. Singladura que recorreremos en las siguientes entregas de... ¡Mujeres Refrigeradas!

2 comentarios:

Guillem Bayarri dijo...

Vaya morro tiene la tía esta. Huir de treinta neonazis musculosos con pantalones ajustados, chupas de cuero que les dejan los brazos y el pecho (lobo) al aire y cadenas. Otros superhéroes no se lo habrían pensado y se habrían sumado alegremente al gangba... bukka... contencioso. Batman, sin ir más lejos. Oh, sí.

Necio Hutopo dijo...

Anda... Esto no me lo sabía...