domingo, 23 de noviembre de 2014

Bug Culto Day

Hace un par de dias os advertí de la ignota amenaza de los cultias lovecraftianos.

Y os lo habeis tomado a cuchufleta, claro, qué bien os conozco.

Sigh...

¡NECIOS! ¡BOTARATES! ¡PORTAGAITAS!

El día en que inconcebibles horrores despierten de su milenario letargo y surgan de abisales y estigias profundidades para sembrar el terror más abyecto y la devastación más absoluta sobre la faz de este orbe que los ilusos humanos osaron considerar su propiedad (pausa para respirar) recordareis mis sabias advertencias. Bajo cielos teñidos de sangre llorareis lágrimas de ceniza y os lamentareis amargamente del día en que elegisteis desoir mis avisos. Cómo, os preguntareis con desgarrada desesperación, cómo pude ignorar las innegables evidencias. Cómo pude no hacer nada tras descubrir...


...que el mismísimo Lovecraft siugue vivo...


...¡y es fan de Tim Burton!

sábado, 22 de noviembre de 2014

Ofertón

Como hemos oido en numerosas ocasioes desde el 2008, en chino "crisis" y "oportunidad" se escriben con el mismo ideograma (aunque ahora que lo pienso hace unos meses que ya no lo oigo, me pregunto por qué será).

El caso es que son tiempos propicios para la caza del chollo. La competitividad que está motivando nuestra Salida de la Crisis™ conlleva espectaculares bajadas de precios que culminan en apocalípticas ofertas.

Pero no es oro (de oferta) todo lo que reluce.

No te puedes fiar de cualquier cosa que prometa la siempre optimista publicidad. Ni siquiera de que el propio nombre del establecimiento incluya la palabra "barato".

Porque no sé, llamadme timorato, chapado a la antigua incluso, pero para mi ciertas cosas no se hacen en pla aquí te pillo, aquí te mato sino sólo tras haber establecido cierto conocimiemto mutuo, quizá tras una cenita romántica con velas...

Vamos, que a mi no me parece "barato" pagar el equipamiento de un baño...


...haciéndole al vendedor una ma... una maniobra... amatoria... Si, eso, una maniobra amatoria.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Dark Santacruz City: Encantado de conocerle, espero que adivine mi inombrable nombre...

Bien se dice que el mejor truco del Demonio ha sido lograr que nadie crea en su existencia.

El Demonio no existe, ¡por supuesto! ¿Cabe concebir idea más ridícula? Sin embargo la realidad de los Dioses Primigenios es tan palpable (¿pulpable?) que sólo los más ciegos y necios osan negarla. Sabedores de ello sus sectarios viven hábilmente camuflados entre el grueso de la sociedad bienpensante. Todos esos ciudadanos normales y corrientes que aparecen en la televisión extrañados con lo normalísimo y educado que era el vecino que acaba de detener la policía tras descubrir los cuarenta cadáveres enterrados en su jardín alucinarían si repentinamente una enorme flecha naranja apareciera sobre todos los sectarios que viven en su edificio.

Parte de esta estrategia de ocultación es la interesada caricatura de la figura del cultista. Merced a una machacona campaña de los medios de comunicación a ojos de la ciudadanía la palabra ya sólo evoca a un grupo de histriónicos dementes vestidos con túnica mientras recintan exóticos cantos y se aprestan a sacrificar a una hermosa chica, desnuda, tumabda y encadenada a un neolítico altar, retorciéndose completamente indefensa haciendo que su níveos pechos suban y b... ¿de qué estaba hablando...? Ah, si, la imagen de los cultistas, convertida en una caricatura que nadie podría tomarse en serio y mucho menos concebir como amenaza seria y real.

Pero existen.

Viven entre nosotros.

Y en secreto llevan a cabo sus arcanos e impíos rituales. Y tan seguros estan de su cobertura que a menudo dejan huellas. Incluso en lugares normales y corrrientes, perfectamente respetables, como esos muros de estadio de futbol donde nuestra sana juventud acostumbra a dejar plasmados ilustres ejemplos de poesia popular como "muerte a los godos" o "canariones maricones". Pero alguien que conozca sus secretas claves puede detectarlas.



Incluso aunque el código empleado sea tan sofisticado como cambiar C por G y añadir una F extra.


Y se habrían salido con la suya de no ser por este joven entrometido...

viernes, 14 de noviembre de 2014

En las Montañas de la Verdura

La demente risa del profesor Wilkinson resonaba en la galería como si no existiera la pared que la aislaba. Robertson y Stephenson contemplaban cómo, sentado en el suelo de la celda con las piernas cruzadas, se balanceaba incesantemente hacia delante y hacia detrás preso de una incesante y pesadillesca vigilia. A su dantesca imagen superponíanse merced a la peculiaridad de la tenue luz del pasillo sus propios rostros preocupados.

-N-no... No puedo creerlo -se lamentó el fornido escocés.

-Cuando Albertson llamó avisando que venían para acá pensé que era una broma -repuso el robusto londinense.

En la celda no se había instalado el habitual espejo unidireccional. No era necesario. Los enloquecidos ojos de Wilkinson oscilaban dentro de sus órbitas cual carnavalescas canicas, mirándolo todo y, al mismo tiempo, no contemplando nada. Del antaño eminente erudito sólo quedaba un necio babeante digno de la más degenerada feria de monstruos. Robertson apartó la vista de la ventana, incapaz de ser testigo por más tiempo del lamentable espectáculo a que habíase visto reducido su querido compañero de aventuras.

-Sigo sin poder comprender cómo pudo suceder -afirmó. Hace diez años que me uní a la Fundación Herbertson y, en todo ese tiempo, he contemplado una y otra vez con impotencia cómo cada nuevo estudioso del Saber Prohibido terminaba cayendo irremediablemente en la más absoluta demencia. A menudo me he preguntado si la lucha para salvaguardar a la humanidad de los Dioses Oscuros era merecederoa de tal sacrificio y, tarde o temprano, he acabado concluyendo que lo era. Sin embargo cuando Wilkinson llamó por primera vez a nuestra puerta, hace ya cinco años, supe que él era diferente.

-Nunca antes un voluntario se había presentado ante nosotros.

-No, siempre habíamos tenido que reclutarlos. Él era distinto. El no sólo buscaba el saber que escondían los arcanos tomos que almacenamos en nuestra polvorienta biblioteca, él era inmune a sus insidiosos efectos.

-Hasta tal extremo que alguna vez llegué a sospechar de su humanidad.

-Y no fuiste el único, viejo amigo. Pero una y otra vez probó su lealtad a la causa encarandose con abisales horrores. Afrontando impías visiones que reducían a sus compañeros, endurecidos mercenarios veteranos de los más crueles y sangrientos conflictos, a cobardes masas de lloriqueante humanidad pero que a él no le afectaban en lo más mínimo.

-Todavía recuerdo la noche que se quedó a dormir en nuestra habitación para invitados. La doncella que le subió el vaso de leche con galletas volvió a la cocina pálida como si hubiera visto un fantasma. Le preguntamos qué le había pasado y apenas pudo balbucear que se había fijado en el libro que el buen profesor tenía en su mesilla de noche para leer antes de entregarse a un reparador sueño.

-¿Y ese libro era...?

-El Necronomicon...

-¡Cáspita!

-...Edición Unrated...

-¡Repámpanos!

Ambos tornaro de nuevo sus miradas a su antiguo camarada que, completamente ajeno a su presencia, continuaba riendo y balanceándose.

-¿Ha podido averiguar qué le pasó?

-Albertson no estaba presente. Su informe dice que habían terminado la misión y estaban preparándose para dormir. El profesor Wilkinson dijo que no tenia sueño, que iba a aprovechar para ver en su laptop un nuevo anime que acababa de bajarse. Lo sigueinte que supo Albertson es que le despertaron sus desgarradores alaridos.

-¿Un anime, dice? ¿Y sabe por casualidad su título?

-No llegó a decírselo. Murmuró algo acerca de...

-¿De qué? Cualquier dato, por trivial que pudiera parecer, podría contener la clave para solucionar este enigma.

-Tiene usted razón, pero Albertson no lo recuerda bien. Se limita a mencionar inconexos detalles que, sin duda, no pueden pertenecer a la misma serie. Algo de unas colegialas.

-No es de extrañar tratándose de animación nipona.

-Unas colegialas que luchaban... ¿con piezas de buques de guerra de la Segunda Guerra Mundial pegadas a sus cuerpos?

-Sin duda debe tratarse de un error de transcripción.

-Obviamente. Aquí tengo el informe. Incluye un volcado del contenido del laptop del profesor. Quizá si  examinamos las imágenes que había guardado en su disco duro...

El centinela al otro lado de la puerta dió un respingo. No es que no estuviera acostumbrado a la cacofonia de demenciales sonidos que retumbaban a sus espaldas. Llevaba ya tres meses asignado al ala psiquiátrica de la Fundación Herbertson y había sido escogido para tal puesto por su probada inmunidad al sonido de la demencia. Pero la risa que se escuchaba, la que había estan escuchando incesantemente durante ya más de veinticuatro horas...



...repentínamente diríase que surgía de tres gargantas al unísono...

martes, 11 de noviembre de 2014

Pulp Friction (72): Duelo Mortal

Esa maldita lagarta...

Las palabras cruzaron centelleantes por la mente de Edward en cuanto le golpeó la visión de N'Dongo. Caido. Exánime. Indefenso. Boca abajo, su torneada espalda quedaba completamente expuesta.

¡Esa maldita lagarta!

Se alzaba victoriosa y amenazante, sus uñas manchadas con sangre de hombre. No de cualquier hombre. De su querido amigo, que yacía impotente ante el vicioso asalto, su piél de ébano perlada por el sudor en un iridiscente tono sólo interrumpido por el cruel escarlata de sus heridas.

¡ESA... MALDITA... LAGARTA!

Mostraba su sinuosa y desafiante lengua a Edward. Le retaba con sus altivos ojos. Sabía que llevaba las de ganar. Tenía la sarten por el mango. Controlaba la situación. "¿Qué vas a hacer ahora, hombrecito?" le decía tan muda como burlonamente.

¡¡¡ESA MALDITA LAGARTA!!!

La rabia brotaba de lo más profundo de Edward salvaje e imparable como el chorro inaugural del pozo petrolifero que habían descubierto juntos el día anterior, cuando nada parecía amenazar su felicidad porque eran completamente inconscientes de la sombra de la tragedia que les acechaba. N'Dongo alzó su miraba hacia él, suplicándole tan silenciosa como desesperadamente que huyera, que salvara su vida, que al menos él pudiera sobrevivir.

Y esa fué la chispa que hizo arder su furia en una repentina explosión.

Edward se lanzó sobre la maldita lagarta gritando...


"¡Aléjate de él so lagarta! ¡ES MÍO!"

lunes, 10 de noviembre de 2014

Pulp Friction (71) Femipulp

A estas alturas debería estar más que desterrada pero se que entre muchos de vosotros persiste pertinazmente la idea de que las clásicas revistas pulp eran un refugio del más casposo machismo. Que si algo caracterizaba a sus portadas era la más abyecta y cosificador explotación del cuerpo de la mujer.

Por el amor de Diso, nada más lejos de la realidad.

Los innegables hechos son que aquellas revistas eran un paraiso de feminismo en el que hombres y mujeres gozaban de completa y abosluta igualdad tanto de derechos y de obligaciones. Cierto es que en el necesariamente somero repaso que hemos hecho hasta el momento han aparecido con sospechosa frecuencia féminas ligeras de ropa en variadas actitudes lascivas pero ello se debe a la más inocente casualidad. La amplia panoplia de temas que abarcaban las revistas incluia una equivalente ración de tentadora carne masculina y es tanto para desmentir definitivamente su mala fama como en deferencia a nuestras muchas lectoras que hoy compartimos una imagen que no sólo satisfará a sus selectos paladares estéticos sino que sin duda quedará grabada perennemente en su memoria por su inalcanzable elegancia y arrolladora belleza.


Disfrutad, disfrutad, chicas. Haced como si yo no estuvier miraCOMO SI NO ESTUVIERA.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Una Imagen Vale Más que Mil Wassaps

Todo lo que queda de una Olga es su nombre...

Y sin embargo todo hecho histórico consta de decenas y decenas de detalles. Hechos que en ocasiones son considerados triviales por los cronistas y por ello obviados. Pero otras veces se trata de observaciones cruciales para entender la misma esencia del evento y que son pasadas por alto por simple ignorancia de quien escribe el relato.

No en vano toda fuerza invasora siempre se cuidó de contar con guias nativos.

Sólo alguien nacido y criado como uno más en la tierra en la que tuvo lugar la historia, alguien que hablara el mismo lenguaje que sus habitantes y que conociera su cultura y geografía como la palma de su propia mano podría dar con claves que a cualquier otro analista se le pasarían por alto.

Como en el caso del Tenerifegate.


La mayoría de los ciudadanos se darían por bien informados tras leer esta crónica.


Quizá alguno estudiara la foto de la derecha y le resultara familiar, pero poco más.

Sólo un verdadero nativo podría desentrañar las múltiples pistas que tan aparentemente inocente imagen esconde. Sólo un tinerfeño...


...sabría que la simpar Olga posa ante el Auditorio de Tenerife. Creación del no menos simpar Calatrava, presupuestado en 23 milloncejos y con un coste final de 72, con amagos de desmorone meses y años tras su inauguración y, ni que decir tiene, que no cumple plenamente el objetivo con el que fué creado. Elementos que son comunes y aceptados en estos tiempos de Marca ESPAÑA! pero que eran ideas radicales y rompedoras en 2003, el año en que fué terminado, mucho antes que en Valencia descubrieran las virtudes del calatravismo. Tan adelantado a su tiempo es el proyecto que quien lo inauguró no fué el entonces Rey Juan Carlos I sino el futuro Rey Felipe VI. Por ello todos los tinerfeños, como Olga, que lo es por adopción, estamos orgullosos de poder presumir de tan magna obra.


Pero claro, todo esto lo podría haber averiguado cualquier periodista peninsular que se hubiera preocupado de investigar y documentarse. Cierto, tal especie es imaginaria y no ha existido nunca pero de haber sido real podría haber descubierto estos datos.

Solamente un auténtico tinerfeño se haría la pregunta CLAVE: ¿desde DÓNDE se ha hecho la foto?

Una pregunta que Google Earth nos responde solicitamente:


"Desde lo alto del Palmetum del Parque Marítimo"

Concretamente desde lo alto del paseo...


...como confirma esta imagen enlazada.

Nuevamente un foráneo se quedaría en lo anecdótico del dato. ¿Qué importancia tiene el punto exacto desde el que fué sacada la foto?

Pero un nativo lo sabría.


Porque un santacrucero de pura cepa sabe que el paradisíaco Palmetum es en realidad una capa de jardín que cubre el antiguo Lazareto, el vertedero de basuras de Santa Cruz (donde, seguro que por pura casualidad, se ubicaba la sede central de Antena 3 Tenerife)

Y es tras este recorrido por los insospechadamente complejos y cruciales detalles que un ojo no informado nunca habría podido reconocer que podemos retornar a la foto definitoria de este #Tenerifegate que nos ocupa y al mirarla ver la quintaesencial representación de eso que tan acertadamente se ha dado en llamar Marca ESPAÑA!



La amante de un político a quien los contribuyentes le pagamos los viajes con polvo posando ante el ejemplo del despilfarro que ha llevado a la quiebra a las cajas de ahorros y al mismo estado subida a una MONTAÑA DE MIERDA cuyo hedor ha sido convenientemente disimulado con la adición de unas cuantas plantas.

(vamos, que si yo fuera el diseñador de carteles electorales de Podemos con esta imagen tendría el trabajo resuelto)

Huy, casi se me olvida añadir la banda sonora...


¡Hola (again) Raffaela!

Yo ya os lo decía pero os empeñabais en no creerme.


Pero ahora la evidencia es innegable más allá de toda medida.


Ahora ya no os queda otro remedio que reconocer que yo siempre tuve razón y que...


Nota aclaratoria: antes de que empeceis con vuestras maledicencias, que os conozco como si os hubiera parido, tened en cuenta que según confesión propia a Olga Maria "no es fácil tumbarla" ¿eh?


(bueno, a menos que seas un cargo del PP, claro)


lunes, 3 de noviembre de 2014

Esto NO es Halloween

Lo tenía todo preparado.

El disfraz me había llegado por correo dos días antes.

Todo estaba listo para poder salir la noche de Halloween y recolectar una ingente cantidad de ricos caramelos.

El sol ya se había puesto. Desenvolví el paquete y desplegué el exclusivo y vintage disfraz que había escogido seguro de apabullar al barrio entero. Lo sostuve en mis manos, listo para ponérmelo.



Y entonces lo vi.

El detalle CRUCIAL.


El ERROR GARRAFAL que ARRUINA POR COMPLETO la misma esencia del traje.

No tengo que señalaroslo porque vosotros también lo habeis visto ¿verdad? Vosotros también estais intentando arrancaros los ojos para poder olvidar tan nefasta visión ¿no es cierto?

Bueno, lo explicaré por si hay algún gafapasta infitlrado entre la audiencia.

Resulta que el disfraz 100% OFICIAL de RAMBO, la quintaesencia del heroe americano por excelencia...


...lo representa armado...


...¡CON UN FAMAS!

...

...

...he dicho "¡CON UN FAMAS!"



...

...

(sigh...te juro que a veces no sé por qué me tomo la molestia)

...quería decir...

¡¡¡CON UN FAMAS FRANCÉS!!!

martes, 14 de octubre de 2014

Sobre Ruedas: Thooooor to beee Wiiiiiilllddd...

Como demasiado a menudo suele pasar, el trascendental evento llamado a cambiar para siempre el Universo Marvel ha venido y ha pasado y sólo unos pocos nos hemos dado cuenta.

La masa lectora deslumbrada por el hype no presta atención más que a los cacareados crossover incansablemente publicitados pero los cruces de caminos cuya disyuntiva marca un antes y un después en el devenir histórico se encuentran en las colecciones denominadas menores. Esas que sólo sigue una selecta minoria de connoisseurs que, cuando finalmente son adaptadas a la gran pantalla con el lujo que merecen y cosechan felicitaciones y parabienes proporcionan a sus lectores originales el mayor placer que un aficionado puede experimentar: decir "yo ya la leia cuando no era una serie famosa".

Firmes adeptos a la irrenunciable vocación divulgadora que ha marcado a LoE desde sus mismos comienzos vamos a revelar al mercado hispano una de esas series. El siguiente Guardianes de la Galaxia, el próximo Big Hero 6, un título por el que los editores patrios han mostrado un injusto desprecio que esperamos paliar en los escasos medios de que disponemos (pues corto es nuestro presupuesto pero inabarcable es nuestro entusiasmo pues ROB! es su fuente). Nuestros lectores más avezados, no me cabe duda, ya habrán deducido que nos referimos al nuevo supregrupo de moteros nacido en la Casa de las Ideas.


No, no hablo del Team America.


(suspir) No decía ESE Team America sino ESTE.


(SUSPIR) Queria decir que ESTE SUPERGRUPO DE MOTEROS NO, sino ESTE OTRO SUPERGRUPO DE MOTEROS.


¿Ahora?

Vale.

¿Qué es Road Force? ¿A dónde va Road Force? ¿El Road Force nace o se hace? Todas esas preguntas y muchas más queda contestadas en un episodio especial que Marvel ha tenido a bien editar sin ningñun otro interés que el de satisfacer a sus dedicados lectores y enriquecer la ya de por sí amplia panoplia de personajes que pueblan su continuidad.

Una historia que comienza metiéndonos de lleno en la acción.


Una incursión invasora de Fantasmas Espaciales que intenta establecer una cabeza de playa en la famosa Area 51 porque... Yo que sé, algún motivo tendrán para haber elegido ese sitio, digo yo. Igual esperaban que como la gente que trabaja allí debe estar acostumbrada a la presencia de alienos podrían pasearse entre ellos impunemente montando sus portales espaciales o ¡No me pregunteis a mí! ¡No soy un Fantasma Espacial!

En esa misma primera página conocemos al Agente Sombra.


Chiste sólo apto para mayores de 45 años. Circulen, circulen...

El Agente Sombra es un operativo especial del Ejército de los Estados Unidos de América y ya desde el principio demuestra poseer unos asombrosos poderes...


...como el siempre útil "resumir todo lo que ha pasado en un espeso diálogo expositorio".

Y lo que ha pasado es que Thor lucha tan valiente como inutilmente pues los Fantasmas Espaciales en lugar de ser pocos y poderosos objetivos son muchos y débiles con lo que no puede atacarlos simultaneamente. Quizá si Thor dominara, qué se yo, algún fenómeno de la naturaleza que golpeara bifrucándose y abarcando una amplia area. O si tuviera alguna manera de doblegar a la electricidad para sobrecargar los portales por los que están desembarcando los invasores.

Pero no.


Afrotunadamente los Estados Unidos de América están al quite para salvar a la Humanidad y a la Democracia y llevan un tiempo desarrollando un equipo perfecto para estas contingencias.


Bueno, el hardware está listo, pero falta "finalizar" a los candidatos.


En este caso "finalizar" no es acabar de ensamblarlos en la cadena de montaje y darles una manita de pintura.


Significa "mandar un ente chungo de energía...


...que igual hubiera bastado con un Whassap pero no tiene emoticonos así...


...que se va llevando a los candidatos sin previo aviso...


...en plan "anillo de Linterna Verde" "anillo del Mandarín" "

Uno podría pensar que cualquier persona súbitamente secuestrada por un cosplay del Doctor Manhattan y teleportada al Area 51 pues igual se ponía nerviosa o se negaba a hacer nada hasta que alguien le explicara qué cojones está pasando.

Pero nuestros elegidos no son personas normales, son soldados norteamericanos que, por si ello no fuera suficiente, poseen escepcionales cualidades que hacen que cada uno sea perfecto para manejar el vehículo que se le ha asignado.


Porque sólo alguien con capacidad de liderazgo puede manejar unos incinderadores de plasma. Sólo uno dotado del sentido del deber y capacidad táctica puede sacarle todo el partido a un rifle de francotirador. Fuerza interior y compasión son indispensables en el uso de morteros.


No, no es de extrañar que nuestros heroes se encuentren de repente subidos a motos tuneadas frente a una invasión aliena y en lugar de preguntarse cómo coño han llegado allí se lancen a la acción. Porque ellos son los elegidos. Ellos son los mejores entre los mejores.

Sólo ellos pueden...


...conducir y decirle al ordenador de la moto que disapare a este o a aquel. ¡AL MISMO TIEMPO!

¡¡¡Y SIN MATAR ACCIDENTALMENTE A NINGUNO DE SUS COMPAÑEROS POR FUEGO AMIGO!!!

(si eso no os ha convencido de lo únicos que son nada lo hará)

Y gracias a la oportuna intervención de la Road Force la invasión es detenida y los portales destruidos.


Que hay que ver qué ruidos más raros hace la tecnología aliena cuando explota ¿eh? Mejor no saber a base de qué funciona...

Pero justo tras la victoria llega una inesperada reveilación: el Agente Sombra, el propio fundador de la Road Force ¡ES UN FANTASMA DEL ESPACIO!

*CHOKE*



¡Un miembro de una raza aliena invasora multiforme enviado para infiltrarse en la Tierra que aprende a apreciar sus habitantes (si, yo también me pregunto DÓNDE estaba infiltrado) y se vuelve nativo ¿A que NUNCA ANTES habiais visto un concepto TAN ORIGINAL?

Habiendo aprendido una valiosa lección Thor se despide de la heroica Road Force sabedor de que les aguardan futuras aventuras e incomensurable gloria.

Y es que no es la primera vez que nuestro Asgardiano Favorito se sube a una moto...



martes, 7 de octubre de 2014

Marvel Equipo-Arriba

Una de las más peculiares tradiciones del tebeno norteamericano es el equipo-arriba. Claro antecedente del cine de colegas ochentero, se trata de historias en la que el heroe A se topa con el héroe B y, tras una breve pelea por confusión en el caso de ser su primer encuentro, unen sus fuerzas contra un enemigo común.

Siendo en principio un paso intermedio en la evolución de lo que acabarían sien do los cruzaencima en toda regla los equipo-arriba han termindao sindo parte fundamental de la misma urdimbre que cohesiona universos compartidos como el de la Marvel o el de la DC. Hasta tal extremo que ambas han contado con colecciones dedicadas exclusivamente a tal tipo de historias. Si Los Mas Finos del Mundo narraba aventuras protagonizadas por el Hombre de Acero y el Señor de la Noche, Los Bravos y los Gordos se centraba en las peripecias que Batman compartía con un heroe diferente cada mes. Por su parte la Casa de las Ideas™ editaba Dos-En-Uno, coprotagonizada por la Adorable Cosa de Ojos Azules™, y la más lóngeva e imperecedera de todas las series hasta el extremo de dar nombre al mismo subgénero: Marvel Equipo-Arriba.


No podía tener otro protagonista que Spider-Man, claro, la salsa en todas las ensaladas antes de que Len Wein creara a Lobezno. Y es que es practicamente imposible pensar en un heroe del Universo Marvel que no haya visitado las páginas de una de las múltiples encarnaciones del título.

La Bestia...

El Caballero Luna...

Deathlok...

¡El Doctor Muerte!

Killraven...


(tosecill) Luke Cage...