lunes, 8 de junio de 2015

Es Una Tortura




Thanos.



Titán.

Loco.

Epítome del mal cósmico.

Muchos son los motivos por los que su nombre es susurrado con miedo y horror incluso en los más abyectos pozos de villanía del universo.

Uno de los menos conocidos es su cruel habilidad para torturar.


Sí, amigo lector. Thanos sabe enfocar su anonadador poder no con fines meramente destructivos sino con el objetivo de causar dolor. Y es capaz de hacerlo con un insospcehado y sádico refinamiento.

Thanos da donde duele.

Porque centra sus esfuerzos en...

¿Cómo decirlo sin mancillar las tiernas y níveas mentes que leen estas palabras...?

¿Cómo expresar con la delicadeza necesaria la salvaje brutalidad que...?

Ah, sí.

Quitad la T y la H.

Eliminad las dos primeras letras de su nombre...


...y todo os quedará claro...



lunes, 25 de mayo de 2015

Qué Suerte Vivir Aquí: Que Diez Años No es Nada

Hay algo que debeis saber si quereis comprender lo que significa realmente vivir en las Islas Canarias.

Un hecho que durante décadas se os ha escamoteado a los peninsulares. Una pieza CLAVE que encaja a la perfección explicando satisfactoriamente todas nuestras... ejem... peculiaridades.

Vivimos sufriendo un serio desfase temporal respecto al resto de nuestra realidad socioeconómica europea.

No, no estoy hablando del omnipresente "una hora menos en Canarias" Ya se que lo conoceis. De hecho ese desfase de 60 minutos es una mera cortina de humo para "explicar" ciertas inconsistencias cotidianas y cubrir el verdadero desfase. Que es de una década.

Efectivamente, la verdadera puntualización de todo informativo debería ser "diez años menos en Canarias".

Normalmente no es un gran impedimento para llevar una vida normal. Ayuda mucho la cíclica naturaleza de las modas. Es habitual que la ropa, la música o los libros del presente sean reciclajes de los de hace diez años y por ello un canario no suele destacar cuando se mezcla con ciudadanos de regiones donde el tiempo se vive de manera normal.

Sin embargo hay ocasiones en que el desfase salta a la vista como una verruga peluda en la cara de Scarlett Johanson o un gesto generoso y humanitario en Esperanza Aguirre.

Por ejemplo cuando un festival de música de cine local decide dedicar su presente edición a la música de los años 90 y se presenta con este cartel.


Sí, ya lo sé, Regreso al Futuro, Legend, La Gran Aventura de Pee Wee, Lady Halcón, Único Testigo, El Secreto de la Pirámide, Mad Max Más Allá de la Cúpula del Trueno, Exploradores y Silverado son películas de los años 80. De hecho TODAS salvo la odisea temporal de Marty McFly se estrenaron el año 1985. Pero tened en cuenta el desfase de diez años que sufrimos. Aquí en Canarias todos esos filmes pertenecen a la cosecha de 1995.

Así que dejad de restregarnos por la cara vuestra supuesta superioridad cultural europea. ¡Aquí sufriendo los tormentosos desmanes del contínuo espaciotemporal me gustaría veros!

¿Que quienes son el fulano del trabuco y los niñatos que señalan el auditorio de Calatrava asombrados de que todavía no se haya derrumbado? La verdad es que no lo sé, no he logrado reconocerlos.

Pero tened algo por seguro.

Pertenecen a películas estrenadas en lo que vosotros llamais 1985.

viernes, 22 de mayo de 2015

Qué Suerte Vivir Aquí: Prometer hasta votar y una vez votado...

Es verdad que todo pueblo tiene el gobierno que se merece.

Os estoy mirando a vosotros, valencianos. Teneis a la casta más corrupta de todo el estado español (cosa increiblemente meritoria si consideramos la dura competencia del resto de comunidades autonómicas y el gobierno central) y ¿qué es lo que vais a hacer? ¡Volver a votaros!

¿Cómo se puede ser tan tarugo y paleto?

No lo sé. No quiero saberlo. Os definen perfectamente yas ya famosas palabras del insigne Rus:


"Dije que traería la playa y me votaron. ¡Serán burros!"

Así de engañables sois. Un niño de seis meses es más precavido que vosotros. Desde luego no se me ocurre ningún otro lugar de España donde un político intentara un engaño tan descarado ¡y mucho menos tras haberse hecho públicas tales palabras!


Ehm... Bueno, pero en este caso es factible. Sólo habría que desmantelar el 80% de la estructura del puerto, importar unos pocos miles de toneladas de arena del Sáhara y quedaría una playa urbana ideal...



...en la que... estoo... bañarse tranquilamente en sus... c-cristalinas aguas... (tosecill) mientras los ferrys y transatlánticos te pasan a 50 metros y...

Bueno, vale, factible lo que se dice factible no lo es.

Sí, de acuerdo, es un burdo intento de engañar al electorado prometiendoles algo imposible.

Pero ¿sabeis lo que os digo? A diferencia de los valencianos, los catalanes, los madrileños, los gallegos o los andaluces los canarios no votamos como borregos. Formamos una ciudadanía cabal, formada y sobre todo inteligente. Muy inteligente. Tan inteligente que...


...que... uhhm... que en nuestros tranvias hay que explicar que si viajas de pie tienes que sujertarte porque...

Estooo...

Porqueeeee...

¡Porque vienen turistas de otras comunidades autónomas! ¡Sí, por eso!

(y ni siquiera esperamos que agradezcais tal detalle, así de generosos somos)

miércoles, 29 de abril de 2015

Re Cortes

La austeridad ha llegado demasiado lejos.

No no, yo entiendo perfectamente que algunos sacrificios eran necesarios. Que los ciudadanos no podíamos seguir gastando por encima de nuestras posiblidades con ese inconsciente desenfreno que nos ha llevado a esta crisis de la que nuestros sabios gobernantes nos están sacando. Que la moderación del gasto público era imprescindible para poder asumir esos préstamos en ventajosas condiciones que tan generosamente nos ha concedido Europa.

Pero todo tiene un límite.

Hay una línea roja que no se debe cruzar.

Existen necesidades BÁSICAS en las que debe gastarse dinero. Hay gastos que no pueden recortarse porque costean funciones vitales para toda sociedad que quiera ser digna de tal nombre.

Digamos NO! a la obsesión por la reducción del déficit presupuestario a cualquier precio.

Digamos NO!...


...a ninjas de la Mano baratos fabricados en China que ni siquiera se evaporan después de muertos...

lunes, 27 de abril de 2015

Leporifilia

Afortunadamente Nickelodeon Jr piensa en los niños.

A ellos va dedicada Max y Ruby, una encantadora y educativa serie que relata las entrañables andanzas de una pareja de hermanos...



...conejos.

Ays, se lo que estaus pensando en este momento.

Presuponeis que estoy a punto de embarcarme en una inacabable concatenación de chanzas y dobles entendidos en base a la otra acepción que el término "conejo" tiene en el rico vocabulario castellano, sin importar hasta qué abismos del mal gusto haya que descender, con el fin de hacernos unas risillas.

Cuán poco conoceis los altos valores éticos y de calidad que marcan indeleblemente el ADN de este blog.

¡NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD!

Lo que voy a hacer es, simplemente, mostrar el uniforme de Exploradora de Ruby...


...para a continuación limitarme a señalar...


...que este conejito tiene MUY claro qué anda buscando.

miércoles, 22 de abril de 2015

Cosmogonía

Ayer comprobamos lo enternecedoramente carrnales que pueden llegar a ser los dioses a pesar de su divinidad. Pero no son los únicos entes a quienes esto les pasa, oh no, ni por asomo. Las mismas Fuerzas Primordiales del Universo son capaces de dejar entrever asombrosos atisbos de humanidad de vez en cuando.

Si, incluso un ser cósmico como Galactus.

Con el paso de los años hemos podido cómo el Devorador de Mundos™ experimentaba momentos más que humanos y ser testigos de eventos como...



¡La ira de Galactus!



¡La risa de Galactus!

Y ahora que la raza humana está prepara para ello, gracias a la GENIAL! etapa de Jason Aaron en Thor, Diso del Trueno, por fín podemos conocer el aspecto de...


...¡¡¡LA POTA DE GALACTUS!!!

(¿y cómo será, alcanza a preguntarse al límite de la cordura mi simple y mortal mente, el Almax de Galactus?)

martes, 21 de abril de 2015

Dioses y Monstruos

La distancia que separa lo humano de lo divino parece abismal e insalvable.

Pero, como en tantas otras ocasiones, las apariencias engañan.

Es cierto que los dioses gozan de vastos poderes vetados al común mortal. Seres como Hércules o Thor sostienen en sus manos el destino del planeta Tierra y en ocasiones del mismo multiverso. Se alzan por encima de nuestro plano de existencia en vidas milenarias cuya dimensión apenas podemos alcanzar a discernir, mucho menos realmente comprender.

Y sin embargo en todo dios hay mucho de hombre. Tanto que en ocasiones pagan el precio de que esa misma superioridad les haya hecho olvidar principios omnipresentes para el más ordinario y común de los mortales...


...como el cuidado que hay que tener al subirse la cremallera del pantalón.

(ouch)

lunes, 9 de marzo de 2015

Es Fácil ser un Columnista Facha (124): Mientras tanto en Lesbos...

-Verá doctor... mi problema es... es...

-Tranquilícese, Señor Rodríguez. La base de una buena terapia es la confianza médico - paciente. ¿Vé todos esos títulos en la pared detrás mío? Representan décadas de oficio en el campo de la terapia sexual. Un tiempo durante el que he tratado todo tipo de síntomas. Creame cuando le digo que nada de lo que me pueda contar va a sorprenderme.

-Si usted lo dice...

-En este despacho he oido cosas que harian que se escandalizaran los miembros de Hentai Foundry. Ehm... que es una página que sólo conoczco con fines de investigación POR SUPUESTO.

-Eso me tranquiliza, doctor. El caso es que mi problema es una... es eso que llaman "parafilia".

-Entienda, Señor Rodríguez, que todo el mundo tiene parafilias. Hace años que la OMS no las considera un problema psiquiátrico.

-¡Ya lo sé, doctor! Mi problema es... Cuando empecé que ya no... no se me... No me exicto si no es ante imágenes de mi parafilia.

-Ahhh, comprendo, Señor Rodríguez. Le aseguro que es un problema mucho más común de lo que la gente cree. Y para resolverlo existe una terapia de garantizada efectividad: el tratamiento de exposición.

-¿De verdad, doctor? Oh, no sabe lo felíz que me hace... Yo pensaba que... Casi me había resignado a... Y ¿en qué consiste?

-Se expone al paciente a una serie de imágenes que cancelan el atractivo que pudiera tener para él la parafilia en cuestión. Es similar al tratamiento contra las fobias, con el matiz de que en este caso su aplicación es atenuada pues la intención no es eliminar la parafilia por completo sino reducirla a un nivel en el que sea opcional pero no imprescindible para la actividad sexual.

-Pues ¿cuándo empezamos?

-¡Ahora mismo! Tengo aquí en mi portátil el set completo de imágenes homologado por la Organización Internacional de Psiquiatría. Sólo necesito saber una cosa.

-¿Cuál, doctor?

-No me ha dicho cuál es su parafilia.

-Pues... ehm... estooo... lesbianas...

-¿Cómo ha dicho, Señor Rodríguez?

-¿Lesbianas...?

-Vamos, vamos, si no confia en mi no puedo curarle.

-¡LESBIANAS! No puedo excitarme si no es mirando a lesbianas... sigh...

-Cuánto daño ha hecho sapphiclove.com, por el amor de Freud. Muy bien, veamos, L... lactancia... ligirofilia...  ligofilia... Aquí está, lesbianismo. Señor Rodríguez, quiero que cierre los ojos y, cuando yo se lo diga, los abra y concentre cada fibra de su ser en la imagen que verá en esta pantalla. ¿Me ha comprendido? Muy bien, cierre los ojos.

-Sí, doctor.

-Y ahora... ¡¡¡ÁBRALOS!!!


-AAAARRRRGGHHHHHHHH

Una semana despues...

-Valió la pena, Miki. No se cuánto le pagaste al terapeuta para que curase lo que sea que te pasara pero vuelves a ser el viril hombre que eras cuando nos conocimos.

-Gracias. Cuquita, y ahora ¿podemos seguir viendo está película? Me está costando entender la trama.

-Pues no es nada complicada, tontito. Mira, los malos se están escapando por el metro y los buenos les persiguen. ¡Anda mira, si la chica va a... ¿Miki? ¿Qué te pasa Miki? ¿Por que te estás poniendo todo verde como si estuvieras a punto de echar toda la...?



BBRRROUGHFLORCHHHHHHSsss...

viernes, 20 de febrero de 2015

Las Crónicas Decapodianas: Ya No Soy Tonto

Zoidberg era tonto.

Zoidberg era un aficionado al cine. En sus jóvenes y revolucionarios tiempos de bivalvo incluso se consideraba a sí mismo un "cinéfilo" (N. del T. lo que ahora llamais "gafapasta"). Dias de ardiente radicalidad cinéfaga cuyo fuego el paso de las estaciones había ido templando.

Lo que el tiempo no había erosionado era su afición. Zoidberg seguía cumpliendo el ritual de visitar una sala de cine una vez por semana y, sobre todo, compraba películas. No le importaba cuánto se riera de él la gente que se las descarga. No los que lo hacen por necesidad sino los que lo hacen por vicio y se creen superiores con ese mismo aura de cuñadismo con que se creen más listos aquellos que presumen de no votar nunca. Zoidberg les miraba a los ojos, orgulloso, y les decía que él cumplía, que él podia afirmar que apoyaba con su dinero los Vengadores de la Marvel o el 24 de Kiefer Sutherland.

Ese fué su primer error.

Zoidberg compraba películas el el Media Markt.

Comprendedlo, Zoidberg vive en Canarias. Buscad la entrada correspondiente a "páramo cultural" en la Wikipedia y encontrareis una foto de Santa Cruz de Tenerife. Y después de que el Segador de Negocios, justo tras acabar con los locutorios interneteros y antes de ponerse manos a la obra con las tiendas de cigarrillos electrónicos, exterminara las tiendas de venta de deuvedeses las únicas alternativas locales para comprar Guardianes de la Galaxia o Don Jon son El Corte Inglés y sus precios suizos y el Carreful y su amorfa Estanteria del Caos.

Así que a pesar de sus peculiares ofertas, de sus "bueno, las de Warner están a 50% pero no las recientes", de sus "ah sí, para el descuento de esta tienes que volver a la sección, que te hagan un documento y volver a hacer 15 minutos de cola en esta caja" siempre volvía. Zoidberg no es de piedra, es de recio exoesqueleto cálcico y esos Viernes Negros Black Fraidais son demasiado tentadores.

Eser fué su segundo error.

A Zoidberg le gusta la saga de Fast & Furious.

Es un caso parecido al de Scary Movie. La gente sólo ha visto la primera y alucina cuando Zoiberg les cuenta que sí, que es una mierda pero a partir de la tercera entra un nuevo equipo creativo y empiezan a estar bien.

Bueno, vale, Scary Movie 5 es insalvable, pero precisamente porque le dieron la patada a los responsables de la 3 y la 4. Por otro lado ójala el cine de ensalada de tiros actual fuera la mitad de bueno que la pelea entre Gina Carano y Michelle Rodriguez de Furious 6.

A Zoidberg le faltaba por ver Fast & Furious (que vendría a ser la 4) para completar filmografía. En el Media Market tenían una bonita edición en deuvedé. 6 eurillos, con sus extras y todo. ¡Si hasta se llamaba Edición Best Seller!


La compró lamentándose únicamente de que se hubiera agotado esa edición de la quinta entrega.

Ese fué su tercer error.

Todavía no lo sabía cuando, en pleno visionado de F&F4, y cada vez más fan de Justin Lin, la película se quedó completamente congelada. El típico error de lectura que deja paralizado el sistema y del que sólo puedes salir abriendo la bandeja del DVDRom.

Un segundo intento confirmó que era un error del disco y que la película se bloqueaba en el mismo punto.

Dos días más tarde Zoidberg se encaminó al Media Market local para cambiarla. No sospechaba que sus errores esperaban agazapados listos para abalanzarse sobre él cual maliciosas alimañas

Al principio todo parecía ir bien.

Ni siquiera había la habitual cola en Devoluciones y la encargada le atendió nada más llegar.
 
-Buenos  días, esta película que compré aquí se congela en la mitad y quería cambiarla. Por la misma, naturalmente -dijo Zoidberg alegrándose nuevamente de su obsesión compulsiva con guardar los tickets de sus compras.

Era una petición simple y razonable. ¿Qué podía salir mal?

Empezó a sospechar algo cuando la encargada llevaba cinco minutos mirando su pantalla e intentando llamar por el teléfono interno.

Se comenzó a mosquear cuando ya llevaba diez minutos de cíclica actividad.

Cuando ya habían pasado veinte comenzaba a sentir una cierta hinchazón en sus compartimentos gonádicos, no del todo seguro de si quien tenía delante era una inepta o simplemente víctima de que quien tuviera que estar al otro lado del maldito teléfono estuveria diso sabe dónde. Y quizá ese otro imaginario responsable también era inocente, víctima de una tacaña política de contratación, que en lugar de estar al pié del teléfono estaba desarrollando otra de sus múltiples ocupaciones como dependiente y/o reponedor.

En esas meditaciones se hallaba cuando la encargada le comunicó que le había pasado el marrón a su superior (dicho con palabras de encargada, obviamente).

Afortunadamente a partir de ahí Zoidberg no tuvo que esperar mucho más.

Desafortunadamente, según se mire.

El superior surgió de detrás de su misterioso biombo, estuche y deuvedé en mano, se plantó frente a Zoidberg y emitió su veredicto.

-Este DVD está rayado.

-Claro, hacia la mitad, por eso se queda congelada la película -respondió Zoidberg todavía desbordando artropódica inocencia.

-Pues no se lo puedo cambiar, porque está rayado -contrapuso implacable el superior.

-Estaba así cuando lo abrí, lo metí en el reproductor y me falló -argumentó un Zoidberg que todavía se aferraba a sus últimos vestigios de fé en la humanidad.

-No se lo puedo cambiar. Ya está abierto, el soporte no está roto, no podemos cambiárselo -fueron las últimas y definitivas palabras del superior

Sabedor de que, parafraseando a Sun Tzu, para que coño empezar una batalla si sabes que no vas a ganar la guerra. Zoidberg recogió todo lo dignamente que pudo su media película, la volvió a meter en su bolsa y comenzó el largo camino de retorno a su cueva.

Pero como reza un aniiguo dicho decapodiano, "la procesión va por dentro".

Y mientars caminaba Zoidberg metitaba sobre las duras pero necesarias lecciones que había aprendido ese día.

Había aprendido que Media Markt es capaz de racanearte el cambio, no ya la devolución, de un artículo de seis miserables euros.

Había aprendido que podía considerarse afortunado de haber perdido sólo esa cantidad. Lo mismo le habría podido pasar habiéndose dejado 80 euracos en alguna colección de series de TV.

Había aprendido que el Carreful será un caos pero no sólo tiene ofertas más claras sino una mejor política de devoluciones. Que hasta el Daily Price es preferible porque aunque una película comprada allí de segunda mano pueda valer lo mismo y tener muchas más probabilidades de salirte mal no te ponen pegas para cambiarlas.

Había aprendido que, de verse en la inescapable tesitura de tener que volvera adquirir una película en la cadena anunciada por Arturo Walls, antes de desprencintarla tendría que examinarla con su visión de rayos-X para asegurarse de que el disco no estuviera rallado porque, una vez abierta YA ES DEMASIADO TARDE.

(si, los decapodiamos poseemos visión de rayos-X pero es un hecho que no solemos comentar porque, por algún ignoto motivo, causa ansiedad entre las hembras de vuestra especie)

Pero, por encima de todo, Zoidberg había aprendido que de fallar todo lo anterior y volver a encontrarse con una película defectuosa comprada en Media Markt y ya abierta, antes de ir a cambiarla hay que romper el soporte central porque así sí se creen que ya te la encontraste en ese estado.

Y por haber aprendido esa valiosa lección Zoidberg no puede sino estarle agradecido al Media Markt y a su política de atención al cliente pues es por ella que puede decir bien alto y claro...

YA NO SOY TONTO

lunes, 2 de febrero de 2015

Profesionalidad

Es mentira que ante la inminencia de la muerte a uno se le pase un resumen de su vida ante los ojos. La mente es un complejo e impredecible mecanismo y cada persona es un mundo. Cada individuo un universo. Cada deceso es una experiencia personal y, obviamente, irrepetible.

En los últimos segundos de su vida Leroy retornó a años pretéritos. A la época en que todavía ejercía como exitoso dentista.


Hmmm... Los caninos están en perfecto estado pero vamos a tener que vigilar esos premolares. La muela del juicio es insalvable, eso sí. La enfermera le dará cita para que le haga un empaste...

Quizá no fué una buena idea, consideró Leroy apurando los últimos segundos que pasaba en este Valle de Lágrimas™, dejarse llevar por la ambición y la imagen de molonidad proyectada por cine y televisión y dejar un trabajo en el que era bueno y por el que ganaba un sueldo razonable...


...y meterse a narcotraficante...