viernes, 7 de julio de 2017

Comiéndose un Colleen

Queridos amiguitos y amiguitas, hoy voy a haceros un truco de magia que me enseñó un viejo chamán de los Andes y que me gusta llamar "in-OFENSIVO". Para llevarlo a cabo sólo voy a usar el navegador de internet, el Photoshop y la inestimable colaboración de este público que no me merezco y al que tanto debo.

Para empezar voy a necesitar un voluntario. A ver, venga... sí, tu misma. ¿Cómo te llamas? ¡Un aplauso para Carola! ¿Ves este firefox abierto? Coge una página al azar, la que quieras. ¿Esta? ¿Estás segura? Vamos a darle la vuelta a ver qué dice.


Oh, es un fascinate twit de la dibujante Colleen Doran denunciando la escoria que reina en la profesión tebeistica y animando a sus compañeras a rebelarse. Afortunadamente textos como este son cada vez más comunes y hacen que se acerque el todavía lejano día en que no sean necesarios.

¿Lo habeis visto bien? Perfecto. Voy a abrirlo con mi photoshop, muy, muuuuy lentamente...

Ahora abro la herramienta selección...

Notad que no tengo NADA en las manos, nada en el dorso, nada en la palma...

Digo las palabras mágicas CORTAPEGA y ¡voila!


Hemos convertido un ejemplarizante y empoderante texto digno de convertirse en trending topic en un vergonzoso y repugnante ejemplo de bodyshaming merecedor de ser retuiteado para escarnio del autor acompañado de los hashtags #GordasyCombativas , #EnLaMejorEdad y #AMiTampocoMeCogíanParaElEquipoDeVolleyBall.

NANIAAAAAAA NAAANANAAAANIAAAANOOOOO...

¿Qué os ha parecido? ¿Cómo? ¿Que os habeis quedado con ganas de más? Bueno, me van a matar los de informativos pero si es rápido... Venga, otro voluntario. Tú, sí, tú. ¿Cómo te llamas? ¡Un aplauso para Eusebio! Bueno, ya te sabes la rutina, abre una página... ¿Esta? ¿No quieres cambiarla? Perfecto, a ver...


Caramba, esta noche tengo uns voluntarios con un ojo clínico. Es un artículo de la periodista Celia Zafra denunciando los precarios medios en los juzgados contra la violencia machista. Un mal que afecta al conjunto de nuestro sistema penal y que en casos como este resulta sangrante.

Bueno, manos a la obra. Abrimos photoshop...

Nada por aquí, nada por alla y...

¡CORTAPEGA!


Ahí lo teneis. Hemos transformado lo que era un terrible testimonio de firmeza ante la adversidad en una maravillosa y romántica experiencia digna de ser convertida en película hollywoodiense con final feliz.

NANIAAAAAAA NAAANANAAAANIAAAANOOOOO...

Hasta la semana que viene, amiguitos y amiguitas, en que vamos a realizar por primera vez un truco que estrenamos en la Convención Internacional de Magos de Las Vegas y que hemos dado en llamar "Si tú me insultas está mal pero si yo te insulto No Es Lo Mismo".

1 comentario:

Necio Hutopo dijo...

El truco preferido de los indignaditos de internet...