sábado, 24 de julio de 2010

Iconos

No es fácil ser un mito del siglo XX.

Alcanzar la gloria inmortal y convertirse en un icono es todo uno. Y ahí empiezan los problemas.

Porque cuando un icono se convierte en imagen universal acaba apareciendo en los más insospechados sitios. Lugares incluso aparentmente incompatibles con la intención y el significado que originalmente tenía el personaje.

Que se lo digan al pobre Che Guevara.

Que se ve metido en unos embolados de impresión...

...ante los que sólo puede apartar la vista resignadamente y esperar que acabe.

2 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Muy bien, sólo puedo preguntarme de dónde ha sacado la imagen?

Kiko dijo...

Yo lo que NO! quiero saber, es que hacía mientras veía la imagen.