jueves, 29 de julio de 2010

Inglorious Catelonians

Esta ha sido la quinta ducha esta mañana.

Esta vez he usado disolvente y un estropajo de alambre.

Pero sigo sintiendome sucio.

Y la culpa... toda la culpa... ¡ES VUESTRA, MALDITOS CATALANES!

¿Qué os habría costado hacer las cosas medio bien? ¿Haber incluido los festejos populares en vuestra presuntamente ecologista y pacífica ley contra las corridas de toros?

Pero no, según vuestro parlamento clavarle banderillas a un toro y matarlo de una estocada es una crueldad intolerable pero que un pueblo entero de paletos se divierta torturandolo toro hasta la muerte para después cortarle los cojones es un admirable bien cultural.

Que se os ve el plumero demasiado, coño.

Y normalmente no me importaría demasiado. Vamos, como si no supiera ya que los patrioteros portabanderitas sois todos iguales independientemente de los colores que lleveis.

Pero es que con lo vuestro habeis logrado...

(Ese hedor... ¡viene de mí!)

Habeis conseguido...

(Como una capa de podrida ceniza adherida a mi piel...)

¡GRACIAS A VOSOTROS ESTOY DE ACUERDO CON LO QUE HA DICHO AYER ESPERANZA AGUIRRE!




(¿no es curioso que en Espelandia CIU aparentemente no haya votado a favor de la prohibición? ¡cualquiera diría que van a necesitar pactar con ellos si alguna vez llegan a ganar unas elecciones!)

Bueno, menos en lo de "liberticidas" claro, que es un adjetivo que sólo usan los putos fachas cuando alguien les exige que dejen de insultar y amenazar.

Diso, qué sucio me siento...

2 comentarios:

Profesor Farnsworth dijo...

Entre ser facha (como yo) o un chupapollas de Zapatonto como tú, me quedo con mi facherío.

Ves fachas por todos los lados y no me extraña hasta tú eres uno de ellos (por estar en contra de la prohibición "toril") juas

E. Martin dijo...

Hmmm... "chupapollas de Zapatonto"... Me gusta cómo suena cuando lo dices tú, ex-anonymous.

(que ya se ve que has escogido un nick de una serie ultraconservadora ¿eh?)