miércoles, 7 de julio de 2010

Mutación

Muchas son las posibles causas de una mutación. Desde el factor-X contenido en el acervo genético de la especie humana hasta una dosis masiva de rayos gamma. Lo que tienen en común todos los casos es la adquisición de poderes mucho más allá de los de los simples mortales acompañados de un amplio rango de transformación física que abarca desde cambios apenas perceptibles hasta radicales transformaciones anatómicas.

Las más importantes mentes científicas llevan años intentando desentrañar la causa de que algunos mutados sean fisionómicamente indiferenciables de un no-mutado mientras que otros ya apenas se asemejan a las personas que fueron antes de que se produjera la transformación. Quizá una de las vías más prometedoras a este respecto sea la teoría psicosomática del doctor Leonard Samson, que sostiene que una mutación manifiesta físicamente el estado psíquico del sujeto, lo que implicaría que a mayor desequilibrio mental mayor y más extremo cambio físico.

Si existe una única explicación el doctor Samson no está muy lejos de ella, pues existen evidencias de que, incluso en instancias en las que la causa de la mutación es mística, las características mentales del sujeto juegan un papel importante en su posterior configuración anatómica.

Por ejemplo, en este caso registrado en la colección de Darkhawk queda bien claro que el villano, como hombre y católico, siempre ha pensado con la cabeza.

Con la cabeza de abajo, claro está.

1 comentario:

Isota dijo...

O_O

¡Que alguien llame a un urólogo!
O que vaya a ver la última cena/cima, a ver si se le pasa
Gasp!