lunes, 27 de diciembre de 2010

Expofriki 2010: El Señor de los Anillos

A todos nos ha pasado.

Todos nos hemos cruzado con un pobre desgraciado luciendo orgulloso su cutre imitación de armadura de Halo y nos hemos reido por lo bajini de su ridículo aspecto. O hemos visto a un patético fanático pagar una indecente cantidad de dinero por una simple escultura de su personaje favorito.

Y nos hemos sentido superiores.

Y hemos pensado "eso jamás me pasaría a mí".

"Yo no soy como ese, yo controlo"

"Yo puedo dejarlo cuando quiera"

Sigh...


Lamentablemente la vida, tarde o temprano, cual implacable juez nos pone en nuestro sitio y nos fuerza a contemplar nuestras propias debilidades.

Yo antes era como vosotros. Feliz y contento con mi modo de vida. Realmente me creia una persona sana y equilibrada.

Era un individuo integrado y útil a la sociedad que no destacaba de entre la masa salvo por un par de detalles apenas perceptibles.

Vivía feliz y satisfecho odiando a JOHNS! y echándome las manos a la cabeza con cada nueva barbaridad con la que seguía destrozando el mundillo de los Linternas Verdes. Que si los Siniestro Corps. Ahora los Alpha Lanterns...

Hasta el Expofriki de este año.

Hasta el Trivial Dc.

Un evento organizado con taimada malevolencia por un invididuo con cuyo nombre no mancharé este blog. Baste decir que se trata de Alguien cuya Lisonjera faz esconde la Brutal y Efervescente Rabia de un Total Opresor.

Un individuo vil y miserable que, sin venir a cuento, nos regaló a mí y a mi editor dos anillos promocionales de la cosa esa de la Guerra del Arco Iris de JONHS!

Y yo, pobre iluso, acepté el regalo con inconsciente agradecimiento.

Cuán poco sabia que había dado el primer paso en mi descenso al infierno de la degradación moral.

De la misma inocente manera en que cuando, al día siguiente, me encontré "casualmente" con un improvisado vendedor que exhibía itinerante los anillos que le quedaban adquirí otro asombrándome de su bajo precio.

Total, por dos euros.

Sólo era un detalle, un capricho.

Podía dejarlo cuando quisiera. Por uno más no iba a pasarme nada, ¿verdad?

Bien dicen que el primer anillo te saldrá gratis...

...¡pero el segundo te costará tu alma!

Pues en el mismo instante que ceñí en mi mano los maligos pedazos de plástico una acuciante sed invadió mi ser como imparable torrente de fuego.

La irresistible e imperiosa necesidad de poseer todos los anillos.

TODOS y CADA UNO de ellos.

Si, yo antes era como vosotros.

Una persona normal y corriente.

Y ahora...

No, no os pido que apiadeis de mí. Tan solo que recordeis mi historia.

Porque los próximos podriais ser vosotros...

4 comentarios:

LoKKie dijo...

la foto de diego y tu,es digna de poner en el feis,mamon xD

por lo demas...ESTAS COMO UNA CHOTA!!!! NO TE PUEDES COMPRAR UN PUÑO AMERICANO COMO LA GENTE NORMAL Y USARLO PA PARTIRLE EL JETO A LA GENTE???? xD

Isota dijo...

xDDDDD Anillos de poder de colorines yujuuu!! ;)

Dr. Huysmans dijo...

Juajuajua... pero todo esto tiene su encanto, ¿no? ¿Has visto la película Gentlemen Bronco? Va sobre este frikismo y es tierna y encantadora, aunque algo triste. Te la recomiendo. Ah, ¿puedo poner tu banner de Expofriki 2010 en mi blog? jajaja

E. Martin dijo...

Todo post referente al Expofriki es invitado a mostrar orgulloso el banner del crossover (previa notificación para aparecer en el checklist).