jueves, 27 de enero de 2011

Pura Maldad

Lamentablemente la historia de la humanidad está llena de preclaros ejemplos de absoluta maldad.

Hitler.

Stalin.

Ángeles González Sinde.

Pero ninguno de ellos pudo nunca igualar las insuperables cotas de villanía que alcanzó el ser más maléfico que jamás ha existido.

¡LA DESALMADA!

Su maldad era tan pero tan inconsuetudinaria que...

No, no me refería a esto. En eso la supera de largo cualquier miembro de la dirección de la CEOE.

Hablaba del otro slogan.

El que afirma que su villanía era tan inextricable que...

Eso es ser malvada y lo demás son tonterías.

3 comentarios:

Uriondo dijo...

¡Viva La Desalmada! Las operadoras estarán encantadas ¡tiene tres móviles!

Gabriel dijo...

Pues sí que era mala la tía, sí.

Necio Hutopo dijo...

Pues yo, por el contrario, la veo más bien buena...
Sí, bueno, alguien tenía que decirlo, no?