jueves, 27 de diciembre de 2012

El Expofriki que Vivimos Peligrosamente (3) Con un Par

Cual maligna conjunción de perversos astros, la mezcla del peligroso Expofriki con la amenazadora realidad urbana madrileña constituye un letal cóctel capaz de masticar y devorar a un viajero desprevenido en meros segundos.

De hecho podría decirse perfectamente que para explorar sus ocultos recovecos no se requiere una educación formal, pues sus caprichosos e imprevisibles giros no responden a orden alguno.

Ni siquiera experiencia, pues ningún otro lugar puede prepararle para una odisea ante la que un sabio veterano y un novato becario tienen las mismas posibilidades de supervivencia.


Sólo hace falta coraje.


MUCHÍSIMO coraje...