miércoles, 26 de febrero de 2014

Salvando el Mundo

Ahh, los superheroes.

Algunos necios afirman que no son más que matones vestidos con licra (¡te estoy mirando A TÍ, Garth Ennis!).

Ay, señor...

De rodillas deberiamos estar agradeciendo su existencia.


Pues son los poderosos heroes la única fuerza que se interpone entre nosotros y el mal.


Son los superheroes los únicos que se alzan frente a los malvados.


Sin ellos nadie pondría freno a los desmanes causados por los supervillanos.


Incontables son las vidas que han salvado y siguen salvando día tras día.


Qué sería de nosotros, me pregunto angustiado, si no existieran los superheroes.


Si los supervillanos pudieran moverse libremente por el mundo sin nadie que se les opusiese.


Cometiendo desmanes y tropelías a su antojo.


Nada ni nadie estaria a salvo.


Y quiero decir NADA ni NADIE, oiga.


Así que dade las gracias bien alto a quienquiera que sea responsable de la existencia de los superheroes, porque de no haberlos a saber cómo de descomunal sería la perdida de vidas que tendríamos que lamentar...