sábado, 8 de noviembre de 2014

¡Hola (again) Raffaela!

Yo ya os lo decía pero os empeñabais en no creerme.


Pero ahora la evidencia es innegable más allá de toda medida.


Ahora ya no os queda otro remedio que reconocer que yo siempre tuve razón y que...


Nota aclaratoria: antes de que empeceis con vuestras maledicencias, que os conozco como si os hubiera parido, tened en cuenta que según confesión propia a Olga Maria "no es fácil tumbarla" ¿eh?


(bueno, a menos que seas un cargo del PP, claro)