lunes, 2 de junio de 2008

Sexo en Nueva Dimensión

En estos tiempos modernos y descarriados en que una ola de erotismo nos invade no es solo nuestra inocente juventud la que se ve expuesta a la perniciosa influencia del sexo fácil. Incluso los adorables y tiernos personajes de los tebeos caen en los peligros de la concupiscencia.

Podemos ver cómo todo empieza de manera normal, con nuestro héroe rescatando a una frágil damisela en peligro, como debe ser.


Pero, como siempre pasa, la promesa de accesible genitalidad esconde la amenaza de graves daños no ya morales sino físicos. Repentinamente el noble gigante esmeralda se ve traicionado y su alter ego se encuentra en una delicada situación.

Cualquier buena persona aprendería esta valiosa lección. Bueno, no desconocemos que en está epoca de confusión moral y desorden ético existen individuos de sexualidad tan dañada y corrompida para quienes esta situación satisfaría sus perversos apetitos.

Pero el Altísimo, que escribe recto con renglones torcidos, se reserva una pequeña sorpresa para estos pecadores descarriados sin remedio. Prestemos atención a cómo los diabólicos jinetes se refieren a esta hembra de voluptuosas y tentadoras formas:

¡Digoooooo!

5 comentarios:

J Calduch dijo...

Ahora es cuando todo el mundo dice "no, si a mi no me había engañado"...

SuperSantiEgo dijo...

Otia. ¿Un travelo?

Sauron Bloom dijo...

No, mas bien un transexual cuasielfico amarillento...¡y no es de los simpsons!

Necio Hutopo dijo...

Supongo que será loque dice el Sr. Sauron... porque paquete no le veo mucho, no

Isaac Hernández dijo...

Creo que a Ronaldo le pasó algo parecido...