martes, 9 de febrero de 2010

Mientras Tanto, ahí Afuera...

Chicos y chicas, aqui un amigo: el RAH-66 Comanche.


¿El futuro de los helicópteros de combate? En realidad no.

De hecho el únic sitio donde lo vais a poder ver en acción es en el cine.

Concretamnente en el Hulk-Lee.

Porque en 2004 se canceló definitivamente su desarrollo tras dieciseis años. ¿Beneficio para el ejército de tierra norteamericano? Cero. ¿Para Boeing-Sikorsky? Una pàstizara.

Y es que desde la época de Ronald Reagan, ese gran presidente que reivindica Josemari, el complejo militar-industrial (CMI, ese coco inventado por conocidos rojos como Eisenhower) ha ido engordando y engordando gracias al dinero público. De lo que viven las empresas de desarrollo de armamento no es de crear nuevo armamento, como podría parecer, sino de desarrollarlo.

Uno de los ejemplos más famosos (y sangrantes) es el desarollo del M-2 Bradley.

Es un caso de ineptitud y de trincamiento de pasta pública tan pero tan hilarante que dió para un libro y una película que describen desde sus absurdas especificaciones iniciales hasta los resultados de pruebas falseados (una conducta bastante habitual en la industria militar norteamericana).

Ahora el IFV que se utiliza en Irak y Afganistán es el imponente Stryker... que es el nombre que le han puesto para disimular a los MOWAG Piranha cuya licencia de construcción tuvieron que comprar a toda prisa a una empresa suiza al encontrarse con que era más seguro desplegar a las tropas a pie que hacerlo dentro de un M-2/3.

El otro aparato militar en desarrollo que aparece en el Hulk-Lee, el F-22 Raptor, sí ha llegado a ser desplegado operacionalmente y con éxito y todo.

Vuela bien y desempeña sus funciones con eficacia.

Lamentablemente, se trata de un clásico caza de superioridad aera, y las operaciones en que se ve envuelto (y en las que se verá en el futuro más previsible) lo enfrentan a grupos de guerrillas insurgentes contra los que tanto avión sobra (vease la longrevidad operativa de Puff el Dragón Mágico). Así que el otro caza de siguiente generación, el F-35...

...está a punto de terminar sus apenas 9 añitos de desarrollo (salvo en su versión VTOL, descartada hace unos años) para encontrarse con que no tiene quien lo compre, que la gente la Marina ya ha dicho que ellos están encantados de la vida con sus F-18 Superhornet recién actualizados y que gracias pero no.

Así que el CMI recurre a la habitual táctica de meter miedo a la población civil. El problema es que ahora que Rusia no es una amenaza creible por mucho que se empeñen, y a la gente le cuesta entender para qué necesitas un caza de tercera generación para ametrallar a unos fulanos con turbante armados con un kalashnikov. De modo que hay que tirar del clásico Peligro Amarillo: los chinos y su nuevo J-10.

Una persona normal y razonable pensaria que, de darse el caso de una guerra chino-americana la única duda sería cual de los bandos se vendría abajo antes, los primeros por no tener a quién vender su producción o los segundos por quedarse sin fuente de manufactura. Pero un norteamericano medio de esos que cree que una sanidad gratuita y universal es una cosa de comunistas supongo que no tendrá problemas en tragárselo.

Pero hay casos peores. El del V-22 Osprey, por ejemplo.

Unos 25 añitos de desarrollo plagados de accidentes, acusaciones de resultados falseados y millones de dólares gastados para lograr que el año pasado empezaran a desplegarse unas cuantas unidades en Irak. Pero con cuidado, ¿eh? que la arena del desierto les va fatal. Y nada de meterse en una balasera, que igual nos lo derriban.

¿Grave? ¡No, hija, no! Hay cosas peores.

Hay empresas que viven de vender humo (igualito que la Marvel, la DC y Hollywood)


Con cosas como esta, que requieren tecnología que tardaremos décadas en poder ver, antes te habría dado para una película. Ahora puedes conseguir un bonito contrato de la DARPA y pegarte años viviendo del estado hasta que un dia un comite decida que ya esta bien de tomarles el pelo a los contribuyentes y que hasta aquí hemos llegado. Pero hasta que ese momento llegue puede pasar mucho tiempo, que el Proyecto Stargate duro 25 años así a lo tonto (y no, no me refiero ni a la película ni a la serie, mirad el enlace, que para eso lo he puesto).

Y mientras tanto, ahí afuera, si de algo puede uno fiarse es de que los rusos no se duermen en los laureles. El PAK-FA de Sukhoi ya está haciendo vuelos de prueba.

El HAL Tejas hindú ya ha entrado en servicio.

Y al HESA Saegeh iraní le queda poco...

Que sí, que vale, que lo más probable es que sea un F-5 customizado pero ¡cuenta como avión nuevo, oiga!

Así que tras todo esto la duda que le queda a uno es, ¿en Europa no hacemos las cosas como en los USA y la cosa funciona bien...

...o es que aquí tapamos mejor la mierda?

4 comentarios:

Guillem Bayarri dijo...

Pajaritooooos...

No, en serio, yo de aviones no entiendo una mierda. Ni siquiera comprendo cómo puede volar un armatoste de nosecuántas toneladas cargadico de misiles sin que Dios (o la gravedad en su defecto) lo haga caer en picado por soberbia gorda.

E. Martin dijo...

Es que en el duelo Ira Divina vs Soberbia Humana no hay color, gana la sobrebia de calle :P

Necio Hutopo dijo...

Pues yo no me impresionaré de nada hasta que Japón ponga un Baritech en funcionamiento...

Sauron Bloom dijo...

El Comanche tambien sale en unos cuantos videojuegos peceriles. Pero donde esten el Apache y el Hind ruso...ninguno. Esos son los amos :p