viernes, 4 de enero de 2013

El Expofriki que Vivimos Peligrosamente (8) Hermanos Latinoamericanos

Bueno, vale, queridos amigos centro y sudamericanos. Puede que a la hora de invitaros a formar parte de nuestra nación, hermanados bajo una lengua y cultura común, a nuestros antepasados se les fuera un poco la mano con la espada. Un poco ¿eh?

Que vamos, los conquistadores eran como la policía moderna, que unas pocas, escasísimas manzanas podridas no pueden empañar un colectivo que en su aplastante mayoría se caracteriza por una honradez y un respeto a la ley inquebrantables. Lo demuestra el hecho de que apenas haya policías en la cárcel. Y de los que han entrado en prisión muchos han sido indultados, lo que quiere decir inequívocamente que eran inocentes.

Además, cuando os descubrimos abrimos la puerta a un fértil intercambio de ideas y bienes que dura hasta nuestros días. Vosotros, generosamente, nos regalasteis las patatas, el tabaco y esas ingentes cantidades de oro y plata que tanto os estorbaban. Y nosotros correspondimos obsequiándoos con una lengua que hablan cientos de millones de personas en el mundo. No sólo eso, hasta las instituciones más recalcitrantemente hippies y progres como el Museo Naval tienen que reconocer, como hace en la reciente exposición sobre la conq... el encuentro con Latinoamérica, que entre las muchas cosas por las que nos podeis estar agradecidos...


...está el cristianismo.

Que falta os hacía, porque vuestras paganas religiones precolombinas sólo eran sistemas de opresión que respaldaban el poder de vuestros reyezuelos, pregonaban el dolor y sufrimiento como virtudes, alentaban a la guerra contra todo el que fuera diferente y mantenían un cruel sistema de sacrificios humanos.

No no, no nos deis las gracias, bastante recompensa para nosotros es ver vuestra felicidad...