miércoles, 23 de agosto de 2006

Mi Padre (otra de política)

Nuevamente interrumpimos la programación habitual de este blog. Rogamos disculpen las molestias . Mañana se reanudará el régimen de (supuestos) chistes y chascarrillos.

Mi padre corrió delante de "los grises" por las calles de Madrid a finales de los años cincuenta. Si, diez años antes de la transición ya había manifestaciones contra la dictadura de Franco. Recuerdo cómo me contaba, cerca de la librería Elektra, que en la universidad se ponían un pin verde (Viva El Rey De España).

Mi padre, opuesto a la violencia del terrorismo, y a la de ETA más todavía, me contó hace muchos años cómo cuando se asesinó al policia Melitón Manzanas "nadie derramó una lágrima". Bastante tiempo después, cuando el anterior gobierno decidió otorgar una medalla a todas y cada una de las víctimas de ETA, leí en El Mundo la biografía de éste personaje. Detalles aquí y aquí (aunque ninguno menciona que llegó a intentar entregar judíos españoles a los nazis que ocupaban Francia, como llegué a leer).

Después de años de consumo exclusivo de Telemadrid, Antena 3, la Cope y El Mundo:

Mi padre, ante la noticia de la muerte de inmigrantes africanos en cayuco (o cualquier desgracia que le suceda a un inmigrante africano) grita "que se jodan, que se vuelvan a su país"

Mi padre se escandaliza porque en Santa Cruz de Tenerife ya se ve a "negros caminando por la Rambla", e "incluso en grupos".

Mi padre piensa que el pais se está llenando de inmigrantes que solo vienen a robar. Todos los latinos pertenecen a los Latin Kings y todos los europeos del este son mafiosos (salvo la que limpia nuestra casa una vez a la semana y el que ha hecho las obras de reforma, supongo).

Mi padre se niega a vivir en Lavapiés "porque está llena de moros asquerosos".

Mi padre ahora está contento porque por fin puede ver Veo TV.



¿Porque a los seres humanos les gustan tanto las tribus? Tribus de todo tipo.

Un "nosotros" étnico formado por los que somos blancos (más que negros, moros y sudacas) pero en su justa medida (no tanto como los europeos del este). Un "nosotros" étnico que siempre tiene la razón y es superior, que cuando "nosotros" emigrábamos a Suiza y Alemania "íbamos a trabajar, y no a robar como los que vienen ahora".

Un "nosotros" nacional y religioso que es, y ha sido siempre, cristiano como ahora. No existieron ochocientos años en los que más de media España era musulmana (y una buena parte judía). El cristianismo no fué importado por los invasores romanos y luego adoptado por los invasores visigodos porque, por supuesto, nunca hemos sido invadidos, siempre hemos sido como ahora. ¿Celtas? Esos son los antepasados de los irlandeses, ¿no?

Un "nosotros" político en el que nuestro partido siempre tiene la razón. Tener tropas en Afganistán estaba bien cuando las mandó Aznar pero está mal ahora que Zapatero las mantiene allí. Negociar con ETA era correcto cuando lo hizo Aznar pero una traición ahora que lo hace Zapatero. Los políticos de nuestro partido son todos honestos, los de los demás partidos son todos corruptos, ineptos y traidores.

Y, por supuesto, todo lo anterior se aplica igualmente a los que llaman héroes a los arquitectos del GAL. A los que afirman que Fidel Castro es un gobernante popular. A los que creen que Euskal Herria es Una Unidad de Destino en lo Universal. A los que pretenden que esté orgulloso de mis antepasados guanches que, hace quinientos años, todavía estaban en plena Edad de Bronce. A los que se postran ante el Dalai Lama sin preguntarse cómo era el Tibet cuando estaba gobernado por su teocracia ni qué fué de las sectas de budismo tibetano rivales a la del Dalai. Y a mucha gente más. A demasiada.

¿Porqué necesitamos tener fe ciega en algo superior a nosotros? Algo superior, infalible e incuestionable. Algo a lo que adherirse inquebrantablemente. A lo que pertenecer y que nos diferencie de "los otros", los que no son como "nosotros". Pensamiento único. Una tierra, una gente, un lider. Raza, país, religión, partido político, club de futbol o, joder, hasta editorial de comics de superheroes.

Yo en su momento voté al PP de Aznar para echar del poder al PSOE de Gonzalez. Dos veces. Y voté al PSOE de Zapatero para echar del poder al PP heredero de Aznar. Y de volverse a dar las mismas circunstancias volvería a hacer lo mismo sin dudar. Mi voto sólo es propiedad de mi conciencia. Y cuando el PP (o IU, o quien sea) me parezca una opción mas atractiva que el PSOE pues votaré por ellos sin despeinarme. ¿Acaso no vivimos en una democracia?

Y con las culturas de origen de los inmigrantes tenemos en común las toneladas de cultura norteamericana (buena y mala) que consumimos. Eso sin entrar de dónde son realmente las raices de nuestra cultura moderna.

Y bueno, del término "raza ibérica" mejor no hablo que me entra la risa.

De la honradez y buenas intenciones de la clase política en general, vease la linea anterior.

Y lo de la religión en todas sus formas y colores prefiero no tocarlo hoy.

No se. Ya sabía que no era normal como los demás, pero debe ser que ni siquiera soy humano. Porque cuando la gente ve a las flotas española y británica celebrar juntas el centenario de la batalla de Trafalgar se alegra. Y cuando ve a los veteranos de guerra japoneses y norteamericanos conmemorar en paz el aniversario de Pearl Harbor habla de reconciliación.

Pero yo cuando veo eso, ante tanta amistad y hermanamiento, me pregunto si eso no significa que sus antepasados (o ellos mismos cincuenta años antes) en realidad no tenían motivos para andar matándose los unos a los otros.

3 comentarios:

gabinladen dijo...

Sabias palabras

Howl dijo...

gran post

Mistheart dijo...

Un post cojonudo. Yo escribía uno parecido tras una riña con un familiar, pero ya creo que se ha dicho todo lo que debía decirse.
Gracias