sábado, 23 de diciembre de 2006

Adam Warlock, Nuestro Salvador

Corren tiempos duros para el cómic occidental. La ola de manga proveniente de Japón amenaza con ahogar nuestra industria y, lo que es peor, ¡nuestra cultura!

Si, compañeros. Nuestros niños crecen contaminados por valores extranjeros. ¿Es que nadie va a pensar en ellos? Debemos luchar contra ésta invasión cultural antes de que sea demasiado tarde.

¿Cómo? Muy fácil. Usemos sus mismas armas. Usemos el cómic.

¿Y qué mejor adalid de los valores juedocristianos que Adam Warlock, el presonaje que más metáforas bíblicas acumula sobre sí?


Y en verdad es justo y necesario, pues Adam Warlock fue enviado como salvador a un mundo creado en seis días.


Antes que Evangelion.

Fue tentado por sus demonios personales que pretendían arrastrarlo al reverso tenebroso.


Antes que Hellsing.

Adam Warlock padeció el tormento de la crucifixión.


Antes que Chicho Terremoto.

Adam Warlock se enfrentó a submarinos pilotados por animales humanizados.


Antes que Blue Submarine nº6.

Adam Warlock se... estoo...


Él... se... le...


A-antes queeee... ¿Urotsukidoji...?

2 comentarios:

Mistheart dijo...

Esta bién, aceptamos warlock... ¬¬

LoKKie dijo...

Y abusó más que nadie del bronceado artificial...más aun que Marujita Diaz...pero antes que ella? Imposible! XD