domingo, 23 de diciembre de 2007

Greta

Cuando la trajeron a casa hace casi siete años estaba recién destetada.

Las primeras noches maullaba y maullaba y se escapaba de su cestita. La dejaba entrar en mi habitación, que era la única manera de que se callara, y ella se subía a mi cama y se dormía enroscada sobre mi almohada junto a mi, una bolita de pelo que me cabía en la palma de mi mano.

Supongo que es profético que ayer se pegara toda la tarde durmiendo en mi habitación encima de mi almohada.

Apenas hacia un mes que se nos había muerto Cooper asi q aparte de eso no le hacía demasiado caso. No demasiado para ser una gatita con pinta de poster de centro comercial. Al tercer dia se me subio de un salto a la rodilla maullando enfadadísima, exigiando su dosis diaria de mimitos.

Imagino que de ahí viene la fijación que tiene conmigo. Cuando la trajimos de vuelta a casa tras la esterilización y le abrimos la jaula salió sin haberse recuperado del todo de la anestesia, arrastrandose como una gatita zombie, hasta llegar a mi cama y tumbarse allí.

Llevaba dias comiendo menos y ya esta mañana no ha comido nada. He tenido que esperar una hora hasta que abriera la clínica de aquí al lado y poder llevarla. En cuanto la veterinaria le ha palpado los riñones ha puesto mala cara.

Los tiene trufados de quistes, inservibles. Igual que le sucedió a Cooper.

Por supuesto que un animal no es ni será nunca como una persona. Pero lo que no entienden quienes no conviven con una mascota (y muchos de los que si lo hacen) es lo que se les puede llegar a querer. Nos queda por delante pelearnos con ella para alimentarla y medicarla a base de jeringuilla. Mejorará bastante (esperemos) pero no hay nada que hacer. Y de aquí a unos días o unas semanas todo terminará y será el momento de cambiar mi avatar.

Haber pasado por ello antes ayuda a aceptarlo.

5 comentarios:

lokkie dijo...

Ya te lo he dicho,pero muchos muchos animos nene...y descansa,que te van a hacer falta las dos cosas :*

Bac Hylon dijo...

Es lo malo de estas fechas... que te OBLIGAN a estar alegre, y a muchas personas maldita la gracia que les hace.

Espero que paséis bien estos próximos días juntos y que atesores todos vuestros buenos momentos juntos.

Vaya desde aquí un abrazo muy fuerte, y que lo que os depare el destino sea lo mejor para todos.

Ike dijo...

Lo siento, de verdad.
Entiendo muy bien lo que estarás pasando: hace dos años, un 23 de diciembre, perdí a una de mis perras por cáncer. Estas navidades, su madre presenta los mismos síntomas. Sólo me queda mimarla mucho y que se sienta acompañada en todo momento.

Ánimos, que todo vaya lo mejor posible y el 2008 sea muy grato.

Y offtopic: tu blogo es cojonudo, muy divertido. Felicidades.

OSO170 dijo...

mucho animo, en estos casos poco mas te puedo decir

Mickel dijo...

Lo siento mucho y te acompaño en tus sentimientos. Tuve que ver a mi Katherine(una minina tricolor, pelicorta) pasar por lo mismo. Por mas duro que sea, dejarlos ir sin que sufran es mejor que querer retenerlos.

Aun asi, cada momento bueno que le diste sera un buen recuerdo; acepta la perdida y recuerda que otros michos estaran alli en algun momento esperando por ti...