jueves, 6 de marzo de 2008

La Colonia Contraataca (II)

-Perdone, joven. ¿Acaso está usted intentando entrar en ese piso ilegalmente para cometer actos delictivos?
-Nada más lejos de mi intención, amable empleada limpiadora. Es la vivienda de mis padres y estoy intentando abrirla con la llave que me han dado y que, por algún extraño motivo, no abre.
-¿Se ha fijado en la llave?
-Hmmm, caramba, es muy parecida a la de mi casa de Santa Cruz. De hecho... de hecho es IGUAL a la llave de mi casa de Santa Cruz. ¡¡¡Me han dado otra copia de la llave de mi casa de Santa Cruz!!! ¡NOOOOOOOOOO! ¿Por qué no me lo dijiste, Obi Wan?
-Bueno, era la llave de una casa en la que residian ocasionalmente tus padres. Así que era verdad... desde cierto punto de vista.
-¿Sabes que empiezo a entender por qué el niñato se pasó al reverso tenebroso, Obi Wan, so cabronazo...?

2 comentarios:

lokkie dijo...

Lo que demuestra que la ley de Murphy es mas fuerte que la Fuerza (valga la redundancia) :P

Necio Hutopo dijo...

Lo que demuestra que sus padres no lo querían... En su casa, obviamente...