martes, 18 de marzo de 2008

Que Viva España

Hace tiempo el presidente de una asociación de defensa de los animales cuyo nombre lamento no recordar escribió: "Por supuesto que los animales no pueden tener los mismos derechos que una persona. Pero la medida de nuestra humanidad la da la manera en que somos capaces de tratarlos"

Y no debería extrañarme nada que pueda hacer una especie que, todavía en los años 30, era capaz de linchar a negros en la plaza del pueblo y posar con los cadáveres en fotos que se mandaban como postales. Que tras cuarenta años de horrorizarse con las barbaridades de la Segunda Guerra Mundial va y las repite a las primeras de cambio.

Pero el ser humano tiene una extraordinaria capacidad de superación a peor.

Y además tenemos la suerte de vivir en el que probablemente sea el país del mundo donde más se maltrata a los animales: España.

Un pais cuya fiesta nacional consiste en destrozar y desangrar durante veinte minutos a un animal estúpido que ni intenta escapar ni sabe defenderse bien. Muchas culturas tienen ritos que incluyen el sacrificio de animales, pero ninguno es tan sádico, lento e hipócritamente heróico como una corrida de toros.

Y no, a pesar de que la derecha también ha intentado apoderarse de la "fiesta" y "defenderla" de ataques de supuestos rojos rompeespañas, las corridas de toros no son "de derechas" y ahí están taurinos ilustres y progres como Orson Welles, Picasso o Hemingway.

Por si eso fuera poco en ningún otro pais se le da el trato a los galgos de caza que se les da aquí. Cuando cazamos hasta la extinción a un animal salimos al extranjero a seguir cazándolo. Y apostaría que en ningún otro país se montan matanzas de tigres viejos y drogados.

No. No me parece peor que en asia coman perros y gatos. No los torturan innecesariamente; los usan como comida, y a nosotros nos horroriza eso como a los hindues les horroriza que nosotros comamos vacas (y preguntadle a vuestros abuelos de dónde sacaban la carne para comer durante la guerra civil).

No me sorprende que los putos garrulos de campo no sepan entretenerse si no es matando gatos con sus canijas escopetas de balines. El instituto donde estudié daba al campo y alguna vez lo vi. Lo que todavía a estas alturas de la vida y en este país me asombra es que este mierda se saque fotos tan orgulloso con las piezas cobradas.

Pero claro, vivimos en un país donde un supuesto intelectual es capaz de hacerle esto a su propia mascota en directo delante de las cámaras...



(Estrellita Mutante me lo descubrió)

6 comentarios:

lokkie dijo...

Mira,es a tios como ese,como ese exactamente a los que deberian hacerles eso de darle una paliza y subirlo al yutube.Que ni pintado le vendria,al cabron.

Y al otro,es obvio que no le quiere ni su gato,claro,y asi menos,pero no he podido evitar reirme cuando ha dicho eso de "le habeis puesto musica rock y ha salido espantado" XD

Necio Hutopo dijo...

Eso debería entrar en lo considerado crueldad animal...

No, salir en la tele no... vivir con semejante bestia... Pobre gato...

Una duda me queda... Si él no vuelve a España porque ganó Zapatero... Su gato se queda o también se va?

Necio Hutopo dijo...

Y una cosa que me faltaba
Sonríe
No nos vamos a dejar

Sauron Bloom dijo...

Toreros muertos y toros absueltos. No paremos hasta conseguirlo

Anónimo dijo...

Estoy totalmente en contra de la tortura a animales, pero opino que decir que España es el país donde más se les tortura es pasarse. Aparte de los toros, los casos que citas son producidos por descerebrados sin alma que seguramente son auténticos psicópatas (médicamente hablando). Conozco cazadores galgueros que han denunciado casos bastante graves y que incluso han salvado a unos cuantos colgados o atados para que se murieran de hambre. La administración es una auténtica maltratadora al no endurecer penas o por lo menos aplicar alguna. Y en el caso de los niños del campo que se dedican a disparar a gatos y a otros animales eso es, en la mayoría de los casos, producto de falta de empatía que se cura con la edad o con alguna buena hostia. Yo de pequeño, junto a otros colegas, me dedicaba a matar lagartijas a cientos a pedradas, y me arrepiento muchísimo.

E. Martin dijo...

"Aparte de los toros" no, porque empezamos teniendo de símbolo nacional y fiesta extendida un acto de tortura animal como el de ningún otro país. Los británicos, a los que tanto nos gusta echarles en cara la caza del zorro, no nos venden perros por cómo los tratamos.

A lo mejor cada una de todas esas cosas (más encierros, embolados, etc) te parece menor, pero TODAS pasan en el mismo país: este.