viernes, 22 de agosto de 2008

Barajas

Se han juntado la catástrofe, el mínimo nivel ético (por no hablar del profesional) del periodismo actual español, las suplencias veraniegas de hordas de becarios y la falta de noticias.

Y el resultado es que a pesar de que uno ha intentado evitarlo, se ha topado con el acoso inmisericorde a los familiares de las víctimas. Con una abuela que por telefono les suplicaba a los presentadores de Cuatro "mi nieto está muerto, ¿verdad? no me mientan, por favor" (y ellos, tan contentos con lo que a esas horas era una primicia, la despedían deseandole suerte). Con una ya viuda que se detenía incapaz de seguir leyendo el último SMS enviado por su marido (las nuevas tecnologías; miles de posibilidades de morbo extra) ante lo que los periodistas circundantes se lanzaban a jalear un "¡leelo! ¡leelo!" y uno hasta intentaba cogerle el móvil para leer el mensaje él mismo.

Todo esto lo explica mucho mejor que yo aquí Luis Sepúlveda.

Bonus Track (imprescindible bolsa para mareo): Rosa Díez, genio, figura y manhunter. Su padrino Piyei ha estado a la altura de las circunstancias.

Bonus Track 2: Me debe fallar la memoria por la cosa de la edad y los abusos concupiscentes y sicalípticos, porque no recuerdo que en ningún otro accidente hayan salido el presidente del gobierno o el jefe de la oposción a dar discursitos o un presidente de comunidad autónoma se haya encargado de dar partes médicos sobre las víctimas. O eso o nunca ha habido tanta ansia de chupar cámara como ahora.

Bonus Track 3: Próximamente en LoE, Los Rodeos.

5 comentarios:

Bac Hylon dijo...

Yo me debato entre la enorme pena que me causan las víctimas y sus familiares y amigos, y el asco que me produce el babeo constante al que nos han estado sometiendo los "medios" desde el momento mismo en que se supo la noticia.

Por suerte, gana la pena. Me reservo mis sentimientos para quienes realmente los merecen y los necesitan. Mi más sentido pésame a todos.

lokkie dijo...

Una cosa,creo yo,es contar historias humanas,algo que haga que los 153 no sea un numero sin mas.La chica que se hizo un torniquete a si misma y acto seguido se puso a intentar sacar a los crios del avion.Yo que sé.Otra bien distinta es ir a tocar los cojones,como eso que dices de marujearle los sms.

Y ya la rehostia de narices era algunos reporteros y presentadores contandote felices que estaban llegando los coches funerarios y cosas asi,con una sonrisa bien grande en el careto.Su madre.

Necio Hutopo dijo...

Efectivamente, al margen de lo lamentable (que lo es) de la tragedia... El circo mediático que sobre ella se ha montado es sólo una forma más de hacerla aún más lamentable...

Bac Hylon dijo...

Curioso calificativo el de "circo mediático"... siempre me ha llamado mucho la atención.

Por desgracia, creo que la acepción más correcta no es la del circo de "payasos", sino la del de las fieras, al antiguo estilo romano... :-(((

Cuánto complejo de inferioridad, cuánta fijación por las audiencias, por quedar por encima del resto a costa de soltar la burrada más gorda... Añoro la radio...

***SaRa*** dijo...

Sigo con la nueva tonica de mi ultimo post, decir las cosas tal y como las sientos....

es asqueroso, deprimente, hipocrita... la actuacion de mucho de los medios.

es triste, muy triste, jodidamente triste, asquerosamente triste el suceso de bajaras...

y es mas triste aun que el mundo de la informacion prefiera leer un puto mensaje de alguien que ya no esta, a respetar el dolor de aquellos que solo quieren llorar, JODER.