martes, 7 de abril de 2009

Halcones de Día

Como ya se ha mencionado antes en este blog, la promoción es un arte.

Lograr que portada de una novela convierta a un posible comprador en un seguro cliente requiere ingentes conocimientos de psicología, un vasto dominio del marketing práctico y un innato talento para vender.

Pongamos por ejemplo que necesitamos una portada para una reedición de Clean Break aprovechando el estreno de The Killing su adaptación a cargo de Stanley Kubrick. ¿Cuál de entre las decenas de posibles selling points habría que escoger para su portada?

Exacto.

¡Una tía en pelotas!
(y esposada a la cama, que eso es un plus)

Pero digamos que queremos reeditar El Halcón Maltés, quintaesencial clásico de la novela negra surgido de la pluma del maestro Dashiell Hammet y convertido en quintaesencial clásico del cine negro gracias a los maestros John Houston y Humpfrey Bogart.

Bufs, son tantas y tantas posibilidades para poner en portada que uno no sabe qué hacer.

Así que vamos a poner otra tía en pelotas.

Esa sí que no os la esperabais, ¿verdad?

Y es que, en el arte de diseñar portadas, cuando encuentras algo que funciona...

...persistes en la idea...

...y mientras siga funcionando...

...no tienes que buscarte otra.

O eso o son los famosos taquiones...

1 comentario:

lokkie dijo...

cuando quitan el amarillo y dejan el blanco,acaba mejorando xD