jueves, 21 de mayo de 2009

Inglorious Plumillas

En un país en el que la mayoría de los plumillas siguen refiriendose a Cannes como "cans" no debería extrañarme que hablen de la nueva película de Penélope Cruz y nadie mencione que Nine es un musical de Broadway que de hecho es una adaptación de 8 y 1/2 de Fellini (y ni siquiera el hecho de que lo protagonizara Antonio Banderas ha hecho que lo recordaran).

La explicación es muy simple: se limitan a anarrosear el dossier de prensa de la distribuidora. Por eso en todos los telediarios aparece el mismo montaje de imágenes y se usan los mismos adjetivos.

Gracias a unos medios de comunicación llevados por gente que sólo sabe hacer Ctrl + C y Ctrl + V no sólo no se está mencionando la más que evidente influencia de Los Violentos de Kelly en Inglorious Basterds, ¡es que ni siquiera se dice que es directamente una remake!

2 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

¿Es un remake directo? ¿Seguro? Porque por el argumento parece una novela de Sven Hassel y parece que también no tiene poco de Doce del patíbulo.

E. Martin dijo...

Yo de momento espero que aparezcan las nazis pegando tiros en topless que aparecen en la de Castellari ;)