miércoles, 9 de septiembre de 2009

La Solución a la Crisis

-¡Maldita crisis!

-Bueno, Joe, vale que lo de la muerte de Batman ha sido confuso, pero Crisis Final ha contribuido a arreglar de una vez por todas el estropicio de continuidad que dejó...

-No, si me refiero a la económica.

-Ahhhh ¿esa? Venga, Joe. Esa crisis no es un problema. ¡Si es facilísimo salir de ella!

-¿Ah sí?

-Pero por supuesto. Y no hace falta ni subir los impuestos, ni bajar los sueldos, ni inyectar dinero público en obras ni abaratar el despido.

Sólo es necesario prestar atención a la sabiduría tebeística de épocas pretéritas...

...para encontrar la CLAVE (guiño, guiño, codazo, codazo)

-Pues no se cómo me puede ayudar un anuncio de tebeo de hace treinta años.

-Claro que no lo sabes, Joe. Por eso eres un personaje de blog. Venga, no me pongas esa cara de depresivo crónico y analicemos detenidamente la situación.

Tu empresa ha clapado y te ha dejado en la puta calle. Lo que implica...

-¿Que nuevamente la burguesía ha explotado la fuerza de trabajo de la clase obrera y en cuanto ha disminuido su margen de beneficios ha usado la excusa de la crisis para deslocalizae la manufactura a un país del tercer mundo donde le resulte todavía más barata?

-MAL, Joe.

Significa un aumento del paro, ergo, pobreza, ergo, inseguridad ciudadana.

¿Piensas hacer algo al respecto?

-Hmmmm... ¿Pintarme una calavera en el pecho y dedicarme a exterminar criminales?

-MAL, Joe.

Toda esa inseguridad ciudadana implica un aumento en la demanda de cerrajeros. La gente con trabajo necesita puertas fuertes para mantener fuera a la gente que ya no lo tiene.

Además, el curso del Insituto de Cerrajería no solo viene perféctamente ilustrado.

Incluye un maestro Jedi fantasmal que te susurre al oido "utiliza el tenedor, Joe..."

¿Qué me cuentas ahora, Joe?

-¿Crisis? ¡JA!

La gente está histérica con esas historias de bandas de albano-kosovares asaltando chalets para robar cajas fuertes y se gastan una pasta en blindar sus cutres apartamentos sin cajas fuertes.

Ahora YO soy el jefe. Tengo mi propia tienda y a dos pringados currando sin contrato y cobrando una mierda. Y con el paro que hay gracias deberían darme de que les de trabajo, que oportunidad tienen de hacerlo en la trastienda cuando... bueno, que ahora...

¡YO SOY EL JEFE!

MWAHAHAHAHAHAHAHAHhh...

1 comentario:

Enrique Acebes dijo...

Nah, la solución a la crisis pasa por que Grant Morrison diga qué sustancia le inspiró Superman Beyond. La crisis no desaparecerá, pero nos importará un pijo.