jueves, 26 de noviembre de 2009

Monstruoso: ¿Quién vigila a los Alan Moores?

Todo no es más que una simple casualidad, lo que pasa es que sois unos malvados malinchistas malpensantes.

¿Y qué si en el número 4 de Fear, en Julio de 1971, se reedita un antíguo cómic en el que la guerra fría está llegando a un punto de no retorno...

...cuando la repentina irrupción de Lo-Karr, terrible monstruo alieno de imparable poder...

...fuerza a los humanos a olvidar sus diferencias y unirse contra un enemigo común...

...con la sorprendente revelación final de que...

...(gasp) ¡¡¡ERA UN ROBOT CREADO EN SECRETO POR UN CIENTÍFICO PARA LOGRAR LA PAZ MUNDIAL CREANDO UNA AMENAZA COMÚN!!!

Yo no le veo el parecido a Watchmen por ningún lado. ¿Vosotros veis un calamar por algún lado? Porque yo no lo veo.

Y ya sabeis la regla de oro:

SIN CALAMAR NO ES WATCHMEN

¿Que en todo caso eso demuestra que el Barbas se, digamos, inspiraba en los tebeos de monstruos pre-Cuatro Fantásticos de la Marvel?

Sólo un malicioso mediocre podría creer eso.

Es como si afirmáramos que en otro cómic de monstruos unos exploradores se asombran de encontar un planeta aparentemente desprovisto de vida...

...sin descubrir nunca que (gasp)...

...¡¡¡ERA EL PROPIO PLANETA QUIEN ESTABA VIVO!!!

Vamos hombre, envidia del talento de Alan es lo que teneis, milongueros ma... me... ehm... muyahidines.

2 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Herm... mmm... Yo voto taquiones...

Cachondo Loco dijo...

Los genios no copian o plagian, homenajean.