martes, 1 de diciembre de 2009

El País de la Turba (3): Apéndice

Hasta para pedir perdón los malditos plumíferos son manipuladores. Suben un vídeo haciendose los honestos y se creen que ya está.

El problema no es haber asumido que el hecho de que hubiera sido detenido implicaba que el acusado fuera culpable. Ni haber creido al médico que afirmó que había habido violación y malos tratos

El problema es que se ha mencionado su acusación sin anteponer el obligatorio "presunto". El problema es que se han erigido en líderes del pelotón de linchamiento. El problema es que han impreso su cara en su primera plana con el mismo estilo con que los mamporreros de ETA dibujan dianas en las fotos de los políticos de otros partidos.

El problema son todas esas cosas, que seguirían siendo éticamente repugnantes aunque el acusado hubiera resultado culpable.

Y no veo a este linchador pidiendo perdón por eso ni mucho menos afirmando que, si volviera a darse el caso, actuaría de manera diferente.

Si viuvieramos en los Estados Unidos, ese país cuya justicia de mano brutal le mola tanto a los fachas patrios cuando actúa contra negros y latinos pero que tan mal les parece cuando enchironan a una de los suyos (vamos, igual que con las palizas que dan los gorilas de discoteca), al ABC le estaría cayendo tal demanda que tendrían que vender su sede para poder pagarla (eso por no hablar de que a cualquier abogado medianamente listo le bastaría con ondear esa portada para lograr un juicio nulo).

Y, mientras tanto, sigue girando la noria...

3 comentarios:

Enrique Acebes dijo...

Ay, el periodismo patrio. Unas veces tanto y otras tan poco. Tan mal me parece esto como cuando encuentran a un tipo con las manos en la masa apuñalando a su mujer y es un "presunto maltratador" y ella ya está criando malvas.

Cachondo Loco dijo...

Lo que más me cabrea es que siempre se critica el uso de la violencia, el sexo o los temas escabrosos cuando aparecen en el cine, los cómics o la televisión, y sin embargo no cuando aparecen en los periódico o los telediarios. Ellos juegan al morbo disfrazándolo de "información" para vender más o ganar audiencia.

E. Martin dijo...

No señor Acebes, se equivoca usted. Las garantias de la ley sólo pueden funcionar si se aplican de manera absoluta. Todos tenemos que ser iguales ante ella, porque desde el momento en que no las aplicas a alguien que parece culpable ya no se puede hablar de justicia.

Así que sí, aún en un caso como el de Jack Ruby habría que decir "presunto".